Ir a FORMULATV

‘Orange is the New Black’: Fundido en naranja definitivo

Lunes 16 de Septiembre de 2019 12:10
 

(Contiene spoilers)

Netflix ha finiquitado tras siete intensas temporadas una de las series pioneras de la moda streaming. ‘Orange is the New Black’ cierra con un precioso broche que no se deja nada en el tintero, con alta dosis de drama, dejando que el humor dentro de esta comedia sea cada vez más esporádico. De todos modos, las protagonistas del mono naranja han demostrado en estos seis años que se desenvuelven genial tanto en las risas como en el llanto.

Piper ha vuelto a ser protagonista después de unas cuantas temporadas de perfil bajo. La libertad le ha sentado bien al personaje, que además se ha alejado de Alex, y ha sucumbido a otros placeres y encantos. Vause tampoco se ha quedado atrás, y apenas ha mantenido conversaciones con otras compañeras de prisión en la séptima etapa, codeándose con los guardias de seguridad, especialmente con McCullough, la tímida funcionaria de prisiones que se ha quitado la careta en la recta final, convirtiéndose en una villana inesperada.

‘Orange is the New Black’: Fundido en naranja definitivo

Sin embargo, la línea que separa el bien del mal en ‘Orange is the New Black’ siempre ha sido difusa. Eso ya lo hemos aprendido desde las primeras temporadas, en las que algunas pasaban de ser auténticos monstruos a personas más calmadas. Crazy Eyes y Pensatucky son dos de las que más y mejor han evolucionado, como personajes comenzaron siendo brillantes, pero los guionistas han tenido que suavizar sus movimientos para que puedan continuar en la serie. El fatal desenlace de Doggett ha empañado esta despedida, mostrando la fragilidad de este personaje que siempre se ha esforzado en aparentar fortaleza.

Muchos pensamos que sería Taystee la que terminaría bajo tierra antes de acabar la serie, pero por suerte el rumbo de este personaje imprescindible cambia en el último momento. Gracias a los últimos minutos en los que muestran el día a día de las reclusas en un futuro cercano, confirmamos que Taystee vuelve a ser la chica risueña del principio, impartiendo clases para que sus compañeras logren sacarse el graduado escolar, organizado por un programa de créditos que lleva el nombre de su inolvidable amiga Poussey.

‘Orange is the New Black’: Fundido en naranja definitivo

Trapicheos constantes

En ‘Orange is the New Black’ siempre ha habido un punto surrealista que no creo que identifique la vida de las presas en una cárcel. Las reclusas pasean como Pedro por su casa, y eso les facilita meterse en problemas y trapichear con diferentes objetos y sustancias. Además, cuentan siempre con la ayuda de algún funcionario corrupto, y es que ellos también han sido importantes en el transcurso de la serie.

En la última temporada Tamika ha intentado poner orden de una forma más social y benévola, pero no hay manera. Las consecuencias han sido fatales para la amiga de Taystee, que ha terminado siendo despedida, algo que en el fondo agradece, porque este puesto de trabajo estaba acabando con su salud. La empresa privada PolyCon, con la ruin Linda al mando, se encargaba de poner contra las cuerdas a Tamika, con su único objetivo de ahorrar costes, sin importar las consecuencias o la seguridad de las presas.

Mientras que Alex y McCullough transportaban de un lado a otro cargadores de teléfonos móviles, la banda de Daya hacía lo propio con las drogas, cobrándose la vida de Pensatucky, y la resistencia de otras presas. La guerra entre Daya y Aleida ha estado muy interesante en el tramo final, sobre todo cuando la madre se entera de que Daya está trabajando con la hija pequeña de Aleida, compinchada desde el exterior, jugándose la vida y la libertad. Aleida quiere tomar el camino correcto, pero siempre se acaba torciendo, su reingreso en Litchfield es un ejemplo de ello.

‘Orange is the New Black’: Fundido en naranja definitivo

La que ha tenido más suerte, y parece que va a aprovechar en libertad su nueva oportunidad, ha sido Gloria, que se ha librado de acumular cinco años más de prisión cuando estaba a poco más de una semana de salir de Litchfield. Gloria se ha portado genial esta temporada, ayudando a otras madres a comunicarse con sus hijos, aunque eso casi le cueste prolongar su estancia en la cárcel. En la cocina ha hecho buenas migas con Flaca, y se ha acercado a María, su enemiga los últimos años.

Red ha vuelto a la carga en la cocina, pero no es la misma. La mamushka de Nicky y Lorna tiene Alzheimer, y despedimos de una forma triste también a la pelirroja que antes aterraba a todas solo con abrir la boca, una de las cómplices de Piper, aunque tuvieran un comienzo complicado. Nicky se queda sola, sin Red, con Alex en Ohio y con Lorna perdiendo totalmente la cabeza por la muerte de su bebé. Nicky y Lorna son de los personajes mas simpáticos de ‘Orange is the New Black’, y verlas separadas en el final demuestra que no todo termina tan bien en la serie.

‘Orange is the New Black’: Fundido en naranja definitivo

No obstante, en su conjunto ha sido un buen final, cerrando las historias de cada una de las presas, que no son pocas. Además, hacen una bonita recopilación en la que vemos el paradero de otras reclusas a las que habíamos perdido la pista. Muchos guiños en este desenlace. La última etapa también ha servido para que la serie ponga sobre la mesa, en modo de denuncia, las políticas de deportación de Estados Unidos. Han sabido transformar la comedia en drama, y el drama en una protesta social que siempre ha estado maquillada con un humor característico de ‘Orange is the New Black’. Inolvidable.

Dale al Stop en Twitter e Instagram

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad