Ir a FORMULATV

‘El Embarcadero’: Amor libre en La Albufera

Miércoles 19 de Febrero de 2020 19:09
 

(Contiene spoilers)

El Embarcadero’ ha terminado definitivamente tras la segunda temporada. Movistar+ ha cerrado de forma magistral este drama que brilló en su primera tanda y que ha tenido una segunda parte decente, atando todos los cabos y dejando cerrada cada una de las historias que nos fueron contando el año pasado.

La temporada ha empezado con Verónica y Alejandra contra las cuerdas, una vez descubierto que Martina era una invención de Alejandra, y Verónica se ha enterado de una de las verdades de Óscar. Por suerte ambas han llegado a un entendimiento, lo suyo es muy fuerte como para que se rompa por unas mentiras que se acabaron convirtiendo en una gran bola, y hasta de eso han salido fortalecidas.

‘El Embarcadero’: Amor libre en La Albufera

La unión entre las dos protagonistas ha sido mucho más sólida este año, una vez superado el bache inicial. Verónica y Alejandra han formado una peculiar familia, demostrando ser mucho más que amigas. Han ido tras la pista de un Óscar desconocido para ambas, con más secretos aparte de los escarceos amorosos. Los negocios oscuros del protagonista han ocupado gran parte de la temporada. Sinceramente, yo quería seguir viendo la evolución de las chicas, sin importarme en absoluto los chanchullos de un Óscar demasiado presente en la recta final.

Para mi gusto, Óscar no ha sido el único que ha abusado de su presencia en pantalla estos ocho últimos episodios, Conrado también se ha hecho muy pesado. El Guardia Civil ha tenido una actitud arrogante e intensa, aunque ha salvado los muebles en el episodio final, yendo de héroe de una forma acertada y hasta dejando un buen sabor de boca después de ser tan pesado durante los capítulos anteriores.

‘El Embarcadero’: Amor libre en La Albufera

En cambio, otros secundarios sí han brillado en la última tanda, como ha ocurrido con Katia. La amiga de Alejandra no ha estado tan vinculada a la protagonista, que estaba más en La Albufera que en la capital. Sin embargo, Katia ha tenido una evolución bestial y sorprendente, parece que está dispuesta a llevar una vida tradicional, algo de lo que siempre ha estado tan alejada. Hasta su hija Ada ha cambiado de actitud, mostrándose sin tapaduras y teniendo unos diálogos de enmarcar con su madre, o con la pequeña Sol en el último capítulo.

‘El Embarcadero’ cierra a lo “Thelma y Louise”, pero en una versión más light, con una niña en el asiento trasero del coche y sin tirarse por un barranco. Me gusta cómo han planteado otra perspectiva del romanticismo, sin empalagar al espectador, pero sin dejar de mostrar historias crudas y personajes reales. No todo es blanco o negro, tampoco en las relaciones personales, ya sean de amor o de sexo.

‘El Embarcadero’: Amor libre en La Albufera

¿Se puede amar a más de una persona? ¿Puedes perdonar la infidelidad de tu difunto marido? ¿Toleras que tu madre publique tus memorias por la cara? Puede parecer fácil o no contestar a estas preguntas, y otras que se plantean en la serie, pero lo que está claro es que no actúas ni piensas igual cuando lo ves desde fuera, hasta que eres uno de los implicados. ‘El Embarcadero’ también va de eso, de quitarnos complejos, vendas o prejuicios. Amor libre, tolerancia, paz. Muy hippy todo, pero quedaba tan fotogénico con La Albufera de fondo que daban ganas de trasladarse a la complicada vida de estas dos mujeres.

Dale al Stop en Twitter e Instagram

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad