Ir a FORMULATV

'Better Things' te transporta a un lugar feliz

Miércoles 6 de Mayo de 2020 12:09
 

Pocas series transmiten el positivismo y la energía que desprende 'Better Things'. Pamela Adlon te transporta durante media hora semanal a un universo en el que lo cotidiano se convierte en fascinante. Algo tan sencillo como cocinar o conducir es hipnotizante, acompañándolo de la música idónea o de conversaciones que se alejan de lo banal.

'Better Things' te transporta a un lugar feliz

La cuarta temporada de 'Better Things' no ha tenido una trama continuada que destaque. Es más, los personajes principales cada vez son más corales, con respeto al alma de la comedia (Adlon), las hijas y la madre de la protagonista se están convirtiendo en piezas esenciales de la ficción de FX, casi tanto ya como Sam.

La madurez de los 50 años ha estado muy presente en los diez nuevos episodios de 'Better Things', con varios cambios en el entorno de Sam. El divorcio de una amiga, el regreso al primer plano del ex de la protagonista o las desconcertantes decisiones sexuales de Frankie, la hija mediana. Duke tampoco es la niña de antes, ha crecido físicamente de una temporada a otra, esto hace que también su aportación en las tramas sea mayor, esta vez en detrimento de Max, que la hemos visto algo menos esta tanda.

'Better Things' te transporta a un lugar feliz

Me encanta la naturalidad y madurez con la que Sam trata a sus hijas, reforzando algo tan valioso y fundamental como la confianza. Me parece una relación muy sana, a pesar de que la madre de las chicas no tenga reparo en emborracharse o fumarse un porro delante de ellas, algo de dudosa ética, pero que contrarresta con el resto de lecciones que da a Max, Frankie y Duke.

Por otra parte, Sam no pasa por una buena racha laboral, entrar en el club de los 50 años supone una piedra más en su camino profesional. La serie también trata de visibilizar el problema que atraviesan las mujeres adultas en Hollywood en particular, y en el mercado laboral en general. Sin embargo, Sam se muestra positiva, afrontando algunos achaques físicos con una sonrisa y compartiendo todo con sus hijas y amigas.

En cambio, la relación con Phyllis, su madre, no termina de cuajar. Es un “ni contigo ni sin ti” constante, de hecho, viven prácticamente pared con pared, y Sam siempre está ahí cuando Phyllis la necesita. No obstante, a veces no es suficiente, tal vez debería mostrar algo más de empatía hacia su madre, sobre todo ahora que empieza a perder memoria. Parece que Phyllis va a recoger lo que ha sembrado durante la vida en su relación con su hija, mostrándose bastante distante. Me gustaría ver un flashback de estos dos personajes, arrastran una historia digna de contar.

'Better Things' te transporta a un lugar feliz

El ‘happy place’ al que nos lleva Pamela Adlon es inigualable, único en televisión. Con esto no quiero decir que sea la mejor comedia o con la que más te ríes, tampoco creo que sea su objetivo. 'Better Things' consigue evadirte de tu rutina para adentrarte en otra que tampoco es perfecta, pero se siente bien tal y como es, aprendiendo a convivir con sus aciertos y errores, amigos y enemigos.

Dale al Stop en Twitter e Instagram

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad