Ir a FORMULATV

'Stranger Things' vuelve con las cosas en su sitio

Jueves 2 de Noviembre de 2017 18:40
 

(Contiene spoilers del capítulo 2x01)

Ya está disponible la segunda temporada de 'Stranger Things' en Netflix. No fui tan tfan como otros de la primera parte de la serie, pero me gustó, y el inicio de la nueva etapa promete seguir el mismo rumbo, al menos el primer episodio no decepciona, y nos muestra a los personajes como los conocíamos, aunque con una carga obvia, ya que arrastran las consecuencias de la anterior temporada.

La ciencia-ficción sigue apareciendo de manera sutil en la vida de nuestros protagonistas. Es cierto que en ocasiones parece una serie infantil, idónea para el contenedor 'Club Disney' o similares, pero se deja ver y entretiene tanto a adultos como a niños. 'Stranger Things' no es para tanto si la comparamos con otras grandes, pero cumple su cometido y sirve para unir a la familia, dejando a los pequeños más miedosos a un lado, porque sí que tiene su pequeña parte oscura.

'Stranger Things' vuelve con las cosas en su sitio

La pandilla

Will no ha superado el trauma del año pasado, de hecho sigue viendo el Otro Lado cada vez que se despista o se queda apartado del resto de la gente. El chico prefiere no decírselo a los demás, puede que le tomen por loco, y además es posible que al pronunciarlo lo convierta en un problema real, así que de momento mantiene ese extraño secreto que le lleva a los peores recuerdos de su pasado más reciente.

Joyce, la madre del niño, va superando a su ritmo el drama que sufrió por su hijo, ahora está saliendo con un hombre que parece corriente, pero en 'Stranger Things' nada lo es, y puede que Joyce también se lleve alguna sorpresa en este sentido. La madre de Will es más sobreprotectora que nunca, teme que vuelva a ocurrir lo mismo que en la primera temporada, algo que no ha olvidado, ni lo olvidará.

Por otra parte, Dustin y Lucas se han empezado a enfrentar por la nueva chica del cole. Los chavales empiezan a tener las hormonas disparadas, y ya sueñan con vivir un idilio amoroso. Todo empezó con Dustin, al que le arrebataron el primer puesto del ranking de la máquina de juegos, un tal Madmax. Ese mismo día aparece Maxine en la escuela, una niña guapa y enigmática, que debe acarrear algún problema familiar del que iremos sabiendo a medida que avance la trama.

'Stranger Things' vuelve con las cosas en su sitio

También hay algo extraño que se esconde en el cubo de basura de la casa de Dustin, y descarto que sea un gato travieso. ¿Será un nuevo ser del Otro Lado? No lo sabemos aún, pero Dustin cada vez se me hace más insoportable, lo digo a sabiendas de que es el favorito de muchos seguidores, pero me parece el más cansino.

¿Qué ha pasado con Eleven?

Mike echa de menos a su extraña amiga, intenta comunicarse con ella pero no obtiene resultados. El chico se muestra más triste y solitario que en los capítulos anteriores, pero en la escena final podemos respirar tranquilos, porque reaparece Eleven. La joven comparte habitáculo con el agente Hopper, una relación extraña que no sabemos cómo se fraguó ni qué es lo que van a hacer a partir de ahora.

En lo poco que vemos a Eleven/Once nos queda claro que su obsesión por los gofres de una marca conocida sigue intacta. Ahora con más pelo, y acompañada por un agente del que desconocemos las intenciones, aunque pongo la mano en el fuego porque lo que quiere Hopper es ayudar a la joven. Bueno, en el fuego no, que en 'Stranger Things' nunca se sabe quién puede ser villano.

'Stranger Things' vuelve con las cosas en su sitio

Los Hermanos Duffer no bajan la guardia en este inicio de temporada, incluso hay un pedazo de guiño a Barb, una escena completa dedicada a ella. Todavía no entiendo el fenómeno que ha levantado este personaje, bastante insulso y prescindible para mi gusto, pero ahí siguen con su desaparición, la que sus padres se niegan a asimilar, mostrándose más esperanzadores de lo que cabe pensar, para sorpresa de la mejor amiga de la desaparecida.

También queda en el aire la continuación del flashback con el que empieza la temporada. Retrocedemos hasta el año 1984, nos situamos en el robo de un banco. Al salir del mismo, en el coche en el que los ladrones huyen se encuentra una chica que sangra por la nariz y lleva un tatuaje bastante esclarecedor. Los números pintados en su brazo son 008, esto quiere decir que Eleven no es la única con estas características, y puede que ya hayamos conocido a "Eight".

Dale al Stop en Twitter e Instagram

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad