Ir a FORMULATV

Así, sí: Ruth Lorenzo representará a España en Eurovisión

Lunes 24 de Febrero de 2014 10:47
 

Así, sí: Ruth Lorenzo representará a España en Eurovisión

Muchachos y muchachas, debo admitir que no quepo en mí de gozo. Después de llevar desde mediados de diciembre viviendo en la incertidumbre de no saber si Ruth Lorenzo acabaría representando o no a España en Eurovisión, finalmente el sábado por la noche se hizo justicia y ya tenemos temazo, ya tenemos interpretación, ya tenemos diva, ya tenemos poderío, ya tenemos pantojismo. Este año, sí.

Mis amigos y yo (que somos muy de hacer el memo con estas cosas eurovisivas) empezamos el sábado nuestra tarde en una terraza junto a varias cervezas, martinis, olivas y bravas mientras debatíamos cual tertulianos de 13tv las posibilidades de cada candidato a ir a Eurovisión; tanto de aquí de España como de los de Suecia. Porque sí, queridos y queridas, nuestro plan el sábado era vernos la cuarta semifinal del Melodifestivalen (la preselección sueca para Eurovisión) y encadenarla con Mira quién va a Eurovisión para terminar a medianoche con los ojos del revés y expulsando arcoiris de purpurina por nuestros oídos de tanta sobredosis eurovisiva.

Lo malo de todo esto es que ponerse a ver una gala de La 1 después de lo fastuoso del Melodifestivalen es como comerse un bocadillo hecho con pan de antes de ayer justo después de comerte la mejor mariscada al norte del río Miño. El Melodifestivalen, para que me entendáis, viene a ser un festival de Eurovisión en pequeño donde abundan los tacones, las carnes prietas, las canciones pop sin complejos, el schlager más verbenero, las divas más poderosas y las baladas más épicas. Además, anoche volvían a intentarlo (por enésima vez) los Alcazar, ese grupo que vive rebozado en glitter y que alcanzó el éxito a principios de los dosmiles con Crying at the discotheque. Anoche perpetraron este derroche de brilli-brilli con el que pasaron directos a la final del Melodifestivalen, lo que podría hacerles representar a Suecia este año en Eurovisión:

¿Y con qué ánimo se pone uno a ver Mira quién va a Eurovisión después de esta explosión de lamé, poliéster y lentejuela? Pues con el de la embriaguez, oye, porque servidor llevaba ya más alcohol encima que Nati Abascal a las siete de la tarde. Estando yo medio bolinga y devorando patatas fritas como si no hubiese un mañana para intentar bajar el colocón, empezó Mira quién va a Eurovisión con Anne Igartiburu devolviéndonos a todos a la Nochebuena de 1998, cuando los presentadores de TVE cantaban en riguroso playback durante esas galas llamadas Telepasión que los que peinamos ya canas recordamos con alborozo.

Las dos horacas de gala se hicieron largas hasta decir basta, especialmente por los cortes de rollo que suponían los vídeos de apoyo (impagable que en el vídeo de Raúl no apareciese nadie de su familia y quien llevase el peso narrativo del mismo fuesen sus beliebers particulares) o las chorrocientas veces que pudimos ver el resumen de las cinco canciones. Ay, las canciones.

Abrió la ronda Brequette (de quien el sábado descubrimos que nadie sabe en realidad cómo se llama esta chica; de hecho Anne Igartiburu llegó a llamarla Brigitte, Brillita, Baguette e incluso Braguette) mostrando a España cómo estropear un temazo con todas las letras cantándolo medio encorvada, mirando al suelo y oscilando el cráneo de izquierda a derecha sin mostrar emoción alguna. Como muchos ya temíamos, Baguette se vino arriba en la parte final y nos regaló un par de berridos que el jurado pareció no oír.

Tras ella, La Dama interpretó esa canción tan hortera que le había compuesto Melendi y que al menos sirvió para que los que ya teníamos el gaznate lleno de comida basura pegásemos cuatro botes alrededor de la tele para bajar tanto exceso calórico, colesterolado y lleno de grasas trans. Pero lo mejor vino después, cuando apareció Ruth Lorenzo en el escenario (cambio de vestuario incluido), se subió encima de una peana que la organización había instalado allí para tal efecto y nos regaló ese festival de gorgoritos y florituras vocales con las que intentó darle a su -por otro lado justita- canción el toque épico que necesitaba para emocionar. La tía lo consiguió (con movimiento de pelazo incluido) y acabó meándose en Braguette y en el resto de candidatos. Ruth bajó de su peana sintiéndose diva, ganadora y estupenda, pero las cosas se empezaron a torcer pronto. Y no, no lo digo porque fuese Merche quien la valorara.

Las canciones de Jorge González (que también se cambió de ropa y derrochó heterosexualidad rodeado de hombretones fornidos) y Raúl (cuyo tema era tan sumamente antiguo que la gente no paraba de destacar la de años que lleva en el mundo de la música para evitar calificar de deshecho sónico su canción) tuvieron buena acogida, pero estaba claro que la cosa estaba entre la murciana y Brigitte.

Fue precisamente durante las votaciones cuando llegó lo mejor de la gala. Ruth se veía ganadora, no sólo de la gala, sino de Eurovisión 2014 y del Oscar a la mejor canción original incluso, hasta que (de nuevo) Merche fue quien empezó a mostrarle la cruda realidad: el jurado prefería Más (Run) a Dancing in the rain. Mientras la expresión de víbora encabronada iba emergiendo en el rostro de Ruth Lorenzo, sus posibilidades de convertirse en la nueva Coral Segovia aumentaban a la velocidad del rayo. Pero todo cambió cuando llegó el resultado del televoto, que dio la máxima puntuación a la amiga de Dannii Minogue y la hizo empatar con Brochette. Y como si de GH se tratase, la Igartiburu se inventó las normas sobre la marcha y anunció que Ruth Lorenzo era la ganadora de la noche. La murciana pasó de arpía resentida a angelito adorable y emocionado, y volvió a deleitarnos con su interpretación de Dancing in the rain.

¿Qué falta ahora? Preparar bien la interpretación, ensayar mucho, intentar que Poty no intente coreografiar nada y promocionarse a base de bien, algo que ya ha hecho ella sola desde diciembre al habernos convencido de que está destinada por mandato divino a representar a España en Eurovisión. Yo tengo fe en Ruth Lorenzo. En TVE no, pero en Ruth sí. Y si encima su actuación es parecida a esta, en mayo España gana Eurovisión.

Información relacionada

Programas

Festival de Eurovisión 2014

Profesionales

Ruth Lorenzo

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad