Ir a FORMULATV

8 cosas que nos ha dejado la Navidad (televisivamente hablando)

Miércoles 8 de Enero de 2014 08:58
 

8 cosas que nos ha dejado la Navidad (televisivamente hablando)

1. MasterChef Junior lo peta

Lo de los talents de cocina parece que no toca techo ni pidiéndoselo por favor. Primero fue el éxito rotundo de la primera edición de MasterChef (nunca desde el primer OT tanta gente compartía sin pudor su fervor por un talent show, y menos de La 1), luego el sorprendente petardazo de Top Chef en Antena 3 a pesar de su parecido con el programa de la cadena de Mariló y ahora, MasterChef Junior. Aunque su propuesta de emisión ha sido arriesgada (concentrar la edición durante las fiestas navideñas aprovechando que la chavalería está de vacaciones), han dado en el clavo y han conseguido que en La 1 volvamos todos a los fogones, esta vez acompañados de niños que hacen platos de anuncio cuando tú, a su edad, no sabías ni agitarte la leche del colacao sin mancharte de barbilla para abajo.

2. El drama de Karmele y su marido

Yo no sé a vosotros, pero a mí el drama de la Marchante me ha tenido en un sinvivir. Cuando saltó el rumor de que al loro de Sálvame había sido abandonada cual abuelo en una gasolinera por su marido en plenas fechas navideñas, no pude evitar desprogramar mis planes para el viernes 27 por la noche y quedarme en casa a presenciar el escarnio público de Karmele en el Deluxe. Lo que al principio empezó siendo una ruptura más que ni la propia tortosina tenía clara ("se ha ido de cooperante a África", así de concreta era ella respecto al paradero de su ya ex marido) ha acabado con una tragedia que ríete tú de la de Amador Mohedano y Rosa Benito, en el que hemos acabado descubriendo que Pichurrín se iba a África pero acabó quedándose en Madrid para abrirse un perfil en Meetic y buscarle una sustituta a la mujer detrás de Popstar Queen. Devastador.

3. Vuelven las Matrimoniadas en las galas casposas de Telecinco

Si las ingentes cantidades de alcohol ingeridas, los quintales de comida deglutidos o los interminables cacareos de tu tía la de Tarazona soportados no te lo impedieron, seguro que en algún momento de estas dos semanas de opíparos ágapes familiares habrás puesto Telecinco. De ser así, es más que probable que hayas aterrizado en alguna de las galas presentadas por Paz Padilla o Tania Llasera en las que artistas de la talla de Amigos de Ginés (os juro que existen) intentaban entretener las sobremesas pantanosas de media España. Y si lo has hecho, habrás visto con estupor cómo Nines o Vicente de La que se avecina protagonizaban sketches al más puro estilo de Noche de fiesta, para vergüenza ajena de muchos de nosotros, fans irredentos de LQSA. Ahora sólo falta esperar que, por el bien de nuestra salud neuronal, a Telecinco no se le ocurra recuperar estos sketches en forma de tira cómica diaria.

4. Murió el Tío Phil

Es, junto con Carl Winslow, mi padre de familia negro, gordo y calvo favorito de las series de televisión de los noventa. James Avery, el actor que le daba vida, estuvo en las sobremesas de Antena 3 más tiempo del que puedo recordar y fue uno de los personajes más carismáticos de El príncipe de Bel-Air. Pocos olvidaremos su cabreos con Will, la manera en que echaba a Jazz del casoplón en el que vivía, su manía de ocultar su pasado como niño humilde criado en una granja de cerdos o los flashbacks en los que se nos revelaba como activista por los derechos del pueblo afroamericano. Descansa en paz, tío Phil.

5. Seguimos sin tener representante de España en Eurovisión

Cuando ya estamos casi a mediados de enero, Televisión Española todavía no ha tenido la consideración para con los eurofans de pronunciarse al respecto de quién será el próximo representante de España en Eurovisión. Después de mi acérrima defensa de Ruth Lorenzo, corren rumores de que las negociaciones con la murciana están estancadas ya que la cadena quiere hacer una gala en la que compitan varios artistas mientras que los susodichos prefieren dejarse de pamplinas, que haya elección interna y que, si quieren gala, que se haga de canciones. Esperamos que el festín de turrones, mazapanes y polvorones no haya nublado el entendimiento a los directivos de RTVE y que se dignen, ya de una santa vez, de anunciar que Ruth Lorenzo irá a Eurovisión por España.

6. En 2014 bailará medio plantel de famosos españoles

Si la temporada pasada fue la de los saltos de trampolín, este nuevo año se prevé que sea el de los programas de famosos bailando. Seis días antes de Navidad se confirmaba que Antena 3 preparaba un talent show llamado ¡A bailar!, en el que parejas de famosos competirían para mostrar a quién se le da mejor esto de mover el esqueleto. Al poco, Telecinco anunció que recuperaba Más que baile después del vergonzoso triunfo de Belén Esteban en su última edición. Y cuando ya no pensábamos que esta fiebre por bailar diera para más, va La 1 y anuncia, justo después del discurso del Rey en Nochebuena, que vuelve Mira quién baila (lo que no deja de ser curioso, porque Más que baile y Mira quién baila son el mismo formato y los hizo ambos Gestmusic). Ante semejante panorama (y rumores de que Maribel de MasterChef es la primera confirmada en el MQB de La 1), este 2014 va acabar con todos nosotros yendo a por pan a ritmo de vals o fox-trot.

7. El tradicional discurso del Rey que en todas las casas se pone pero en ninguna se escucha

Si hay algo eterno e inamovible en la Nochebuena española es, además del turrón del duro que tu madre se empeña en sacar y que sólo es comido por el único miembro de la familia mayor de sesenta años y con todos los dientes, el discurso del Rey. Como cada Nochebuena, a las 21h, suena el himno de España y se nos cuela en casa, así sin preguntar ni nada, Juan Carlos de Borbón. El amigo entrañable de Corinna zu Sayn-Wittgenstein volvía a decir las mismas vaguedades de cada año y conseguía el mágico efecto de estar en todas las televisiones pero no ser escuchado en ninguna. Y es que en la mayoría de hogares, a esa hora, está tu madre pidiendo ayuda en la cocina, tus primos pequeños corriendo por el pasillo, tu cuñado hablando de su nuevo smartphone, tus tías comentando lo mayor que se le ve y la poca vergüenza que tiene, tu hermano pidiendo a gritos que se quite al tardofranquista ese de la tele y tu padre insistiendo en que le dejéis escuchar si dice algo de los catalanes que, como todo el mundo sabe, somos el demonio y desayunamos bebés gatito cada mañana.

8. El regreso de Museo Coconut

Pero no todo son sombras y tinieblas en el panorama televisivo: de entre todo este marasmo de caspa, lugares comunes, galas interminables y cotilleos de verdulería, Neox estrenó anoche la tercera temporada de Museo Coconut, esa maravilla del humor que debería ser de obligada visualización en los institutos de España. Aunque debo reconocer que echo de menos el formato de La hora chanante o de Muchachada nuí, es de agradecer volver a ver a Joaquín Reyes, Carlos Areces, Ernesto Sevilla, Raúl Cimas o Julián López dando vida a esos esperpénticos personajes de los cuales Rosario es mi favorito. ¿La única pega? Que coincida con La que se avecina.

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad