Ir a FORMULATV

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (II)

Miércoles 13 de Mayo de 2015 09:19
 

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (II)

Entramos en el top 10. Tras Soraya, Alejandro Abad, Lydia, Ramón y Serafín Zubiri, hoy repasamos cinco canciones que nunca deberían haber ido a Eurovisión. Ya sea por su lamentable interpretación, por lo mal que han envejecido, por el WTF que provocaron en Europa o porque, simplemente, eran malas, estas cinco engendros del demonio canciones merecen ocupar la parte media de la tabla.

10. El Sueño de Morfeo - Contigo hasta el final

Aunque jamás he sido fans de El Sueño de Morfeo en general ni de Raquel de Rosario en particular, hay que reconocer que la canción no era tan mala. De hecho, cuando vi el videoclip me pareció que incluso podía tener posibilidades de conseguir un buen puesto en la final por su mezcla de pop blandurrio y ritmos celtas. Pero cuando la ex mujer de Fernando Alonso apareció en el escenario de Malmö graznando como una grulla malherida (berridos que se repetirían durante el 90% de la canción) ya vimos que todas nuestras posibilidades de éxito se esfumaban más rápido que el futuro de El Sueño de Morfeo como banda. Esa desastrosa actuación nos dejó en un vergonzoso penúltimo puesto tras haber logrado sólo 8 puntos. A modo de curiosidad, no recibíamos una puntuación de una sola cifra desde (oh, sorpresa) Lydia y su No quiero escuchar.

9. Cadillac - Valentino

Los ochenta fueron unos años tremendamente productivos para la música pop española. Multitud de bandas surgían de la nada y algunas, como Cadillac, lograban colar varias de sus canciones en las listas de éxitos. La trayectoria de este grupo, que llegó a editar cuatro discos y pasó por más cambios de integrantes que las Sugababes, terminó abruptamente justo después de que participasen en Eurovisión tras la marcha de su líder, Pepe Marchante. Consiguieron un discreto décimo puesto (de 20) con esta canción tan ochentera, que tampoco es que fuese tan horrible. Lo que pasa es que veníamos de que nos representase Paloma San Basilio y, claro, poner a esta gente a intentar ganar Eurovisión fue una bajona importante.

8. Remedios Amaya - Quién maneja mi barca

Cómo son las cosas, que el año que nací yo fue la última vez (por ahora, crucemos los dedos) que España no consiguió ni un solo punto en Eurovisión. La mítica Remedios Amaya y su no menos mítico Quién maneja mi barca fueron el punto de partida del desastre para RTVE en el festival, una desdicha de la que tardaría muchos años en recuperarse. La carrera de Remedios Amaya se fue al garete después de este lamentable último puesto, RTVE relegó la emisión del festival de 1984 a La 2 (por aquel entonces, la UHF) por primera vez en la historia tras el fiasco de Remedios y ni la tercera posición de Bravo con la excelente Lady, lady lograron que España volviese a tomarse en serio Eurovisión. Por suerte, siempre nos quedará recordar esta imposible actuación cuando montamos fiestas en casa y estamos borrachos como cubas.

7. Braulio - Sobran las palabras

Un año después de que Sergio y Estíbaliz quedasen novenos por la cola con su magnífico Tú volverás, RTVE intentó que su primera participación eurovisiva post-dictadura fuese recordada por todo lo alto. El ente encomendó esta misión a Braulio, a su nudo de corbata del tamaño de Irlanda del Norte, a su peinado a lo Leif Garrett y a su canción Sobran las palabras, un baladón melódico con mucho sentimiento y mucho coro a voz en grito. Tanta intensidad, tanto drama y tanta congoja no gustó en el continente que sólo dos años atrás había encumbrado el Waterloo de ABBA y relegaron a esta olvidable canción a la antepenúltima posición.

6. Rodolfo Chikilicuatre - Baila el chiki-chiki

Sé que muchos estábais esperando verlo, como mínimo, en el top 3, pero os tengo que ser sinceros: hay cosas muchísimo más lamentables (concretamente cinco, las que repasaré el viernes) que esta tomadura de pelo orquestrada por el equipo de Andreu Buenafuente. Tras tres años seguidos quedando en el bottom-five, a muchos se les inflamaron los tegumentos y se sumaron a la corriente de 'vamos a mandar una mierda bien grande a Eurovisión porque, como todo el mundo sabe, siempre ganan los países del este porque son unos chanchulleros'. Y aunque escuchamos el Chiki-chiki hasta la extenuación y nos hartamos de ver a nuestros tíos bailando el brikindans en las fiestas patronales de nuestro municipio, esta es una candidatura para olvidar. Aun así, siempre nos quedará el recuerdo de Silvia Abril llevando su vis cómica hasta el mismísimo escenario de Eurovisión. Algo bueno tenía que tener el Chiki-chiki...

El viernes, las cinco peores canciones que España ha mandado a Eurovisión. ¿Cuáles serán?

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (I)

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (III)

¡Recuerda que también puedes seguir a Teuvemix en Facebook y en Twitter!

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad