Ir a FORMULATV

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (I)

Lunes 11 de Mayo de 2015 09:46
 

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (I)

A sólo una semana de que arranque en Viena la semana del año más importante para el europeísmo, echo la vista atrás para recordar las peores canciones que España ha mandado a Eurovisión. Todos estos años participando en el festival (con más pena que gloria, tampoco nos vamos a engañar) nos han dejado un montón de morralla musical que, si hemos tenido suerte, habremos olvidado con el paso del tiempo. Y así como el año pasado repasé las quince mejores canciones que han representado a España, este año toca fijarse en las quince peores. Empecemos, pues, con el top 15:

15. Soraya - La noche es para mí

En 2009, a todos (a mí el primero) nos parecía genial mandar a Soraya con La noche es para mí. La de Valencia de Alcántara se impuso al Amante de la luna de Melody en la preselección española y a muchos se nos llenaron los ojos de lágrimas al pensar que ese año por fin volvíamos a tener posibilidades de hacer algo en Eurovisión. Hay que entenderlo, veníamos de ser representados por Rodolfo Chikilicuatre en 2008. La ilusión primigenia dio paso al desastre más absoluto cuando esa noche vimos a Soraya vestida de patinadora, paseándose arriba y abajo de ese enorme escenario que montaron en Moscú, transmitiendo cero emociones detrás de esas pestañas postizas de color azul (!) y haciendo como que desaparecía tras un trapo de color naranja en medio de la canción. ¿El resultado? Una actuación para el olvido, una canción que ha envejecido fatal y un vergonzoso antepenúltimo puesto.

14. Alejandro Abad - Ella no es ella

Ahí donde le veis, este señor que quedó octavo por la cola en 1994, es el compositor del Dile que la quiero de David Civera, que en 2001 nos aupó a la sexta posición en Eurovisión (marca que, por cierto, aún no hemos conseguido mejorar). Aunque Alejandro Abad se ha hartado de componer para Pastora Soler, Bustamante, Paulina Rubio o David Bisbal, hay que reconocerle que interpretar en directo no es precisamente lo suyo. Alejandro Abad venía de ganar el festival de la OTI con una composición suya, pero aunque la canción es pegadiza y ha envejecido medianamente bien, quizás debería haberle dejado a otro la labor de interpretarla en Eurovisión.

13. Lydia - No quiero escuchar

Si con Soraya los despropósitos empezaron cuando puso un pie en Moscú, con Lydia comenzaron desde que se anunció que representaría a España con una canción llamada No quiero escuchar. A este título, que no presagiaba nada bueno, se le unieron el peor vestido jamás diseñado por Agatha Ruiz de la Prada (que ya es decir) y una actuación que no había por donde cogerla. Y aunque la canción no estaba mal del todo, la inexistente puesta en escena que obligaba a la nerviosa Lydia a oscilar por el escenario sin rumbo fijo acabó de rematar la candidatura de 1999, que sólo consiguió un punto. Gracias, Croacia.

12. Ramón - Para llenarme de ti

Envejecer mal es lo peor que le puede pasar a una canción de Eurovisión. Del mismo modo que hay joyas como Tú volverás, también hay despropósitos como Para llenarme de ti, esta canción que compuso Kike Santander para Ramón de OT3 y que en su momento parecía tan buena idea. Hay que entenderlo, en 2004 triunfaban las canciones de aire latino que Vale Music sacaba como churros y, aunque todos las bailábamos como locos, hoy nos provocan vergüencita ajena. A lo hortera de la canción se le suma la inexperiencia de Ramón -que apareció en el escenario vestido como tu primo el del pueblo cuando va a una boda-, el hecho de que parecía que se estuviese ahogando y el horrendo coro a voz en grito que añadieron en el último momento. A pesar de todo, España logró un meritorio décimo puesto.

11. Serafín Zubiri - Colgado de un sueño

En 2000, Eurovisión parecía estar ya enterrada. Nadie daba un duro por el festival y los artistas evitaban a toda costa representar a España. Hacía solo 5 años desde el injusto segundo puesto de Anabel Conde y, aunque las cosas en el festival empezaban a cambiar al empezar a entrar los ritmos discotequeros gracias a Dana International, España seguía emperrada en mandar artistas melódicos con baladas o medios tiempos. Charlotte Perrelli (por aquel entonces Charlotte Nilsson) ganó el año anterior con Take Me To Your Heaven, pero TVE seguía anclada en composiciones antiguas y en temas monótonos como este Colgado de un sueño, la segunda participación de Serafín Zubiri en Eurovisión. Aunque quedamos séptimos por la cola, por suerte todo cambiaría a partir de 2001 con David Civera.

El miércoles, la segunda parte de este top15 con las canciones comprendidas entre el 10 y el 6.

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (II)

Top15: Las peores canciones que España ha llevado a Eurovisión (III)

¡Recuerda que también puedes seguir a Teuvemix en Facebook y en Twitter!

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad