Ir a FORMULATV

Top 10: Programas de cocina (I)

Viernes 7 de Febrero de 2014 08:34
 

Top 10: Programas de cocina (I)

Además de un ávido consumidor de televisión, un curioso empedernido de las últimas novedades en cacharrería tecnológica y un aficionado a pasarme horas encima de una bici de spinning sudando lo más grande, otra de mis absolutas pasiones es todo lo que tenga que ver con comer. Disfruto más en la cocina y en la mesa que Rita Barberá en un desfile de Victoria's Secret, y por eso es por lo que he decidido hacer este top 10 con mis programas favoritos de cocina all-time que la tele española ha tenido a bien parir o emitir. Vamos, pues, con la primera parte de este top ten.

10. Todos contra el chef

Poco tiempo después de su nacimiento, Cuatro fue de las primeras cadenas en innovar en el campo de los programas de cocina y alejarse del estándar 'cocinero con poco carisma prepara platos complicadísimos para cuya elaboración yo, pobre espectador, no dispongo ni de tiempo ni de ganas ni de posibles'. La mecánica era sencilla: un cocinero aficionado escogía su plato estrella y retaba a un chef (en sus primeras temporadas era Darío Barrio) a hacerlo igual o mejor que él. El resultado, casi siempre, era clamoroso: el señor que se jactaba de hacer los mejores caracoles al oeste del Mississippi veía como el chef conseguía, en un pispás, hacer algo más sabroso, más ligero, menos colesterolado y con una menor cantidad de triglicéridos por gota de salsa.

Todos contra el chef era un divertido programa (y rápido de ver, cosa que se agradece después de tantos años sometidos a interminables galas de cuatro horas de duración) que funcionaba moderadamente bien pero que llegó demasiado temprano, a finales de 2005. Si lo hubieran mantenido en un cajón hasta poco después de terminar Masterchef, ¿estaríamos hablando de otro fenómeno de masas televisivo?

9. Guerra de cupcakes

Detesto Divinity. De verdad, con toda mi alma. No puedo con su tono permanentemente cuqui, con sus realities de novias memas que viven en su mundo de algodón de azúcar preparando sus bodas o con el falso rollo de treintañera liberada que intentan transmitir cuando en realidad te meten en vena el estereotipo de mujer sumisa y ama de casa, pero cambiando la calceta por el knitting y las torrijas por los cupcakes.

Quizá por eso es por lo que este programa me flipa: gente obsesionada con hacer estas bombas hiperglucémicas de colorinchis, dándole esa importancia vital (que sólo los americanos de docurealities saben darle) a colocarle bien el frosting al cupcake de marras. Tiene a su favor que es muy mono de ver (como todo en Divinity, vamos) y que el elemento concurso hace que, aunque no seas capaz de comerte un cupcake entero sin morir de diabetes galopante (mi caso), te lo pases pipa viendo cómo rebozan en emplastos mantecosos las magdalenas de toda la vida.

8. Esta cocina es un infierno

Meter a Bárbara Rey, Ernesto Neyra, Leticia Sabater, Bienvenida Pérez o Marbelys Zamora en un OT de cocineros VIP pintaba fenomenal. Al menos, hoy pintaría fenomenal. Divididos en dos equipos, los famosos debían aprender a cocinar cuales chefs de primera mientras intentaban convivir en una casa al estilo GH sin tirarse demasiado de los pelos.

El caso es que se tiraron de los pelos y mucho (la enemistad entre Bárbara Rey y Bienvenida Pérez surgió en ese plató rodeadas de fogones, varias botellas de alcohol y cuchillos jamoneros) y de cocinar, pues poco. Sergi Arola y Mario Sandoval, los sufridos chefs de ambos equipos que debían convertir a sus discípulos en virtuosos del sofrito, ya vieron que la gente estaba en Esta cocina es un infierno más por hacerse luego unos platós que por otra cosa, con lo que el programa acabó decayendo hasta el punto de precipitar una final a 7 que acabaría ganando Bárbara Rey. La audiencia registrada, que hoy habría sido meritoria (alrededor del 18%), hizo que el programa cayera en el olvido como otros tantos realities que se adelantaron a su tiempo. Sí, me refiero a Confianza Ciega.

7. Con las manos en la masa

Allá por 1984, cuando muchos de vosotros aún no habíais nacido, TVE confió a Elena Santonja las labores de conducir un espacio culinario que sentaría las bases de lo que hoy son los programas de cocina en la tele. En cada programa, la presentadora recibía a un famoso a quien entrevistaba mientras elaboraban juntos dos recetas, casi siempre tirando del recetario tradicional español. La cosa se ve que funcionaba, pero dicen las malas lenguas que el programa echó el cierre cuando Elena Santonja se negó a que se incluyera publicidad de productos en el programa sin que ella viera un duro por ello. Tan radical fue la negativa de la Santonja que se quedaron hasta seis entregas de Con las manos en la masa sin emitir.

Con su inconfundible cabecera, interpretada por Sabina y Vainica Doble, Con las manos en la masa logró colarse en los hogares españoles (qué frase más antigua me acaba de salir) durante siete años, para después cederle el paso a otro gran clásico de los pucheros televisados de nuestro tiempo: Karlos Arguiñano.

6. Karlos Arguiñano en tu cocina

Si Con las manos en la masa sentó las bases de lo que son hoy los programas de cocina, Arguiñano fue quien los democratizó. Alejado absolutamente de los densos cocidos, de los asados de cuatro horas y de los rebozados de cartón piedra, conjugó recetas sencillas y ligeras con un sentido del humor que ya es todo un clásico de la tele. Arguiñano nos enseñó a echarle sal a la cebolla para que sude, nos hizo conocer la palabra pochar, nos iluminó sobre las virtudes del aceite de oliva, nos hizo ver que existe un mundo más allá de los fritos y los empanados y nos instruyó en cómo cocinar fácil, rápido y saludable.

El peregrinaje televisivo de Arguiñano le llevó por TVE, Antena 3 y Telecinco, montó su propia productora, estuvo involucrado en el nacimiento de laSexta, enchufó a su hermana, se convirtió en líder de opinión para miles de marujas (mi madre incluida)... de hecho, si hay un nombre en España que defina lo que son los programas de cocina, ese es Karlos Arguiñano. Y si encima le ponemos una ramita de perejil encima, ya ni te cuento.

Y además:

Top 10: Programas de cocina (II)

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad