Ir a FORMULATV

Mis series favoritas (IV): 'Orange is the new black'

Viernes 13 de Junio de 2014 08:40
 

Mis series favoritas (IV): 'Orange is the new black'

**Atención: Este post contiene spoilers de la trama de la primera temporada de 'Orange is the new black'. No la leas (o hazlo bajo tu propia responsabilidad) si no has visto todos sus episodios.

Hay veces en las que las cosas, desde el odio, salen mejor. Piper Chapman no lo sabía, pero lo descubrió cuando le reventó la cara a hostias a Pennsatucky después de que ésta le dijese que no merece ser amada. Y cuando le dices eso a una tía que está en la cárcel por culpa de su ex-novia a la que acaba volviéndose a follar mientras su prometido espera en el mundo libre que regrese del trullo para casarse como si no hubiese pasado nada, pues jode. Y como estás jodida y tienes un mal día, le revientas la cara a hostias a la mema que lleva semanas haciéndote la vida imposible. Esto es así.

Orange is the new black ya lo tiene, eso. Uno se pasa varios minutos de un episodio partiéndose de risa mientras ve situaciones de sitcom entre negras estereotípicas, rusas mandonas y lesbianas con un índice de masculinidad que nada tiene que envidiarle al de María del Monte y de repente, ¡zas!, los guionistas te devuelven a la cruda realidad a golpes de colleja.

Nunca pensé que, después de ver una única temporada de una serie, podría llegar a elevarla a mi altar particular de series favoritas (que ya llevo varios meses compartiendo con vosotros). Y como hace nada que ya se ha estrenado la segunda temporada de Orange is the new black -nunca estaré lo suficientemente agradecido a Netflix por su estrategia de publicar la temporada entera y así dar rienda suelta a mi infatigable tendencia a hacer maratones de episodios de la serie que esté siguiendo en ese momento-, he creído necesario hablar aquí de por qué Orange is the new black es una serie tan grande.

Tengo que reconocer que el planteamiento inicial de la serie me echaba para atrás: que una pija decida cumplir su deuda con la sociedad e ingresar en prisión por culpa de que su ex-novia la utilizó como mula para mover droga entre dos países y que, encima, lo haga justo antes de celebrar su boda con su actual pareja (un tío, para más señas) me sonaba demasiado a serie-de-treintañeras-que-acabará-en-Divinity-para-aliviar-frustraciones-a-golpe-de-cupcake. Pero, fíjate tú, me equivoqué.

Además de su magistral paseo entre las aguas del drama y la comedia (por el cual sus guionistas merecen varios puñados de Emmys), en la primera temporada de Orange is the new black vemos cómo unos meses en la cárcel pueden afectar a alguien como Piper que, oh sorpresa, podría ser la que se sienta a nuestro lado en la oficina. A pesar de la carambola de casualidades que supone el hecho de que se encuentre a su ex-novia en la cárcel (si ya jode encontrarte a un ex en la cola del cine, imagínate encontrártelo en el trullo), el desarrollo del personaje de Piper es excelente.

Aunque en realidad solo lleve unos meses en la cárcel, a la joven casadera que decide enchironarse porque es más buena un sándwich de nocilla le separan varios años, si no décadas, de la presa que se lía a tortas con otra interna porque lleva demasiado tiempo tocándole el coño. Y es precisamente ese viaje (cuesta abajo y sin frenos) de Piper al lado oscuro el que hace la serie tan interesante. Uno no se imagina tal evolución del personaje, que pasa por todas las fases que los que nunca hemos puesto un pie en la cárcel imaginamos que supone vivir entre rejas.

Cuando arranca la serie, uno se la ve desde la distancia y el escepticismo, fraguado este último a golpe de primeras temporadas fallidas de series que se las prometían muy felices pero al final acabaron siendo un sopor. Pero a medida que van avanzando los capítulos, un resorte salta en algún lugar de tu cerebro y te hace pensar 'coño, pero si esta chica podría ser yo'. ¿Os imagináis tener que entrar mañana en la cárcel? ¿Creéis, como Piper al principio, que sería como ir a un durísimo campamento de verano cuya estancia podrías soportar mirando hacia otro lado? Yo al principio sí lo creía. Y como a ella, a mí de repente me da pavor imaginarme a mí mismo víctima de mi despiste patológico llevándome sin querer un destornillador del taller de marquetería y darme cuenta de que por el mero hecho de poseerlo se me pueda encerrar a cal y canto durante meses.

Aunque la deriva personal de Piper es lo que justifica la serie, sería injusto olvidarse del resto de miembros de este particular coro de la cárcel: Red y su permanente oscilación entre el papel de madre de todas las internas y dueña y señora de la prisión, Taystee y el momento en que su fortaleza de negra de barrio que se hace respetar se derrumba cuando ve que en el mundo libre la vida es más jodida que en su cárcel, Daya y su relación prohibida con John que le lleva a tirarse al odioso Méndez para que no la separen de su amado ni de su bebé, Sophia (interpretada por la magnífica Laverne Cox, primera actriz transgénero en aparecer en portada de la revista Time) y su particular situación personal, Morello y su fe ciega en su boda a pesar de pasarse media condena tirándose a Nicky, Crazy Eyes y la ternura que despierta bajo su imagen de bollera pirada acosadora... y, por supuesto, Alex Vause y su seductora actitud que acaba haciendo creer hasta al espectador que está interesada en él para llevárselo al catre.

Si algo nos enseña Orange is the new black es que dentro de todos nosotros bulle un ser sujeto exclusivamente a los instintos más primarios que, si logra liberarse de las múltiples sogas que en forma de convencionalismos para vivir pacíficamente en sociedad nos amarran, puede acabar montando un Cristo de agárrate y no te menees. A Piper Chapman sólo le hicieron falta unos meses en la cárcel para acabar así. Y preguntarnos cuánto tardaríamos nosotros en hacerlo es, quizá, lo que hace que medio mundo esté prendado de esta serie.

Yo no sé vosotros, pero ya estoy descargando la segunda temporada como si no hubiese un mañana.

Y además:

Mis series favoritas (VI): 'Friends'

Mis series favoritas (V): 'Downton Abbey'

Mis series favoritas (III): 'Homeland'

Mis series favoritas (II): 'Fringe'

Mis series favoritas (I): 'The Newsroom'

Información relacionada

Series

Orange Is the New Black

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad