Ir a FORMULATV

'Masterchef': volver como si nunca te hubieras ido

Jueves 10 de Abril de 2014 17:33
 

'Masterchef': volver como si nunca te hubieras ido

Acometía yo anoche el regreso de Masterchef a la tele con una mezcla de ilusión y mal cuerpo, resultado este último del lamentable papel que había ofrecido minutos antes el Barça en el Calderón. Pero como en el ADN de todo culé está sobreponerse a los dramas, las derrotas, la humillación, la vergüenza ajena y el esperpento, dejé a un lado mis ganas de correr a boinazos a los integrantes del conjunto azulgrana y me abandoné al (otro) evento de la noche, el regreso de uno de mis programas favoritos de cocina.

Aunque no de forma tan triunfal como me esperaba (debo reconocer que, iluso de mí, preveía un share ampliamente superior al 20%), Masterchef volvió anoche con toda su artillería preparada para regalarnos una nueva temporada llena de retos culinarios, de pruebas peregrinas, de catas de platos a dos carrillos, de despropósitos gastronómicos, de tragedias personales al no conseguir que ligue la mayonesa, de eliminaciones polémicas y de veredictos no exentos de enjundia.

Tirando de esa máxima universal, más antigua que el hilo negro, que asegura que si algo funciona no debes cambiarlo, el programa de anoche presentó pocas diferencias con respecto al que pudimos ver en la primera temporada (la cata a ciegas o los familiares en la sala insonorizada fueron algunas de ellas) y dio pistas al respecto de lo que nos espera en esta segunda edición, que no es otra cosa que un planteamiento y una estructura similares a lo que ya conocemos.

Esto, que en otros programas no perdonamos (véase Supervivientes con sus interminables saltos desde el maldito helicóptero), es algo que Masterchef todavía se puede permitir al ser esta su segunda edición. Los responsables del programa saben que tienen un formato potente que aún puede tener mucho recorrido tal cual lo vimos el año anterior, y que quizá este año compensaba hacer un esfuerzo en encontrar un cásting potente que garantizase que las historias se contasen a través de sus platos, no a través de giros radicales en la mecánica.

Y a diferencia de lo que ha pasado con (otra vez) Supervivientes, tras ver el programa de ayer se puede decir que se han currado mucho el cásting. Por un lado, se dibujan perfiles similares a los del año pasado: el del joven entusiasta (que el año pasado era Fabián y este año es Mateo), la señora madura (primero Maribel y ahora la no menos emblemática Churra) o la listilla que no tiene Estrellas Michelín porque no se lo propone (antes José David y ahora Marina). Por el otro, llegan con fuerza perfiles como el de Gonzalo, profesor de yoga en Dubái, Lorena, la DJ que tiene todos los puntos de convertirse en mi favorita, Jorge, el investigador del CSIC, o Celia, la vegana que anoche se pasó medio cásting enviando amor a su pizza.

Precisamente en Celia es en quien muchos tenemos puestas nuestras esperanzas. Elegir como concursante de un talent show de cocina a una tía que no come nada que tenga cara (como decía Phoebe Buffay) es todo un reto y plantea numerosas preguntas: ¿cómo lo hará para probar platos? ¿Les enviará bendiciones y amor antes de degustarlos? ¿Qué hará cuando le toque hacer un guiso de carne (creo recordar que en el avance de los próximos programas destapaba de la caja de ingredientes una cabeza de cerdo del tamaño de Móstoles)? ¿Estallará cuando alguien amenace con lanzarle un chorizo si no deja de arengar a los omnívoros con que comer carne es ETA?

A este ramillete de concursantes (que yo, personalmente, no puedo esperar a ver cuchillo y sartén en mano) se les une la otra pata importante de Masterchef: su jurado. Con un Pepe que viene con ganas de masticar todo lo que le pongan delante, una Samanta que anoche descubrí que comparte conmigo orígenes palentinos y un Jordi de quien ya están empezando a explotar su faceta de mojabragas oficial del programa tras su metamorfosis en Men's Health, en Masterchef pueden estar seguros de que su jurado nos va a aportar en esta segunda edición momentos tan brillantes como los del año pasado.

Masterchef tiene cuerda para rato y estoy seguro de que esta edición seguirá la senda triunfal de la anterior. ¿Visteis el programa? ¿Qué os pareció?

Información relacionada

Programas

MasterChef

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad