Ir a FORMULATV

¿Acabará 'GH VIP' con Belén Esteban?

Martes 24 de Febrero de 2015 08:35
 

¿Acabará 'GH VIP' con Belén Esteban?

La semana se le avecina negra, a Belén Esteban. Por primera vez desde que empezase este delirio audiovisual que es la tercera edición de Gran Hermano VIP, la de San Blas está nominada. Y si nos atenemos a los porcentajes del domingo en el Debate, tiene muchísimas papeletas para ser la próxima expulsada de la casa de Guadalix. Y yo, os lo debo confesar, tengo unas ganas locas de que así sea.

Cuando se confirmó su participación en Gran Hermano VIP, ya se veía venir que su paso por el programa sería una prueba de fuego para la Esteban. Tras unos años de sobreexposición mediática en los que ha sido encumbrada a las más altas cimas de la miseria (que diría Groucho Marx), desapareció para recuperarse de sus adicciones y volver renovada cual ave Fénix. O eso pensaba ella. La imagen que nos vendió de mujer serena con las cosas claras que estaba por encima de todas las críticas que se vertiesen sobre ella no tardó en empezar a resquebrajarse a las pocas horas de entrar en GH VIP.

Que Belén Esteban es ordinaria, vulgar, irritante, malhablada y con un nivel cultural comparable al de un botijo es algo que todos ya sabíamos. Sin embargo, el hecho de sólo explicar lo que ella quiere y de la manera que ella considera oportuna ha hecho que, a pesar de todo este ramillete de características que definen su personalidad, muchos pensásemos que tiene buen fondo. Es decir, que es más bruta que depilarse con el cuchillo de cortar el pan pero, oye, es buena persona. O lo era, hasta que llegó GH VIP.

La madre de Andreíta ya entró en la casa hinchada cual palomo en celo. Se sabía la estrella, estaba segura de que todo iba a girar en torno a ella y que iba a ganar esta edición tan fácilmente como ganó Más que baile. Poco imaginaba la Esteban que quien acabase desenmascarándola fuese alguien tan gris como Olvido Hormigos, a quien ya sólo le quedaban los realities para seguir amorrada a la teta de la fama catódica. La alegre ex concejala de vida disoluta acabó siendo, a priori, la víctima de ese enfrentamiento: devastada y superada por la vida, se dedicó a vagabundear por una casa en la que a la Esteban le salían los palmeros de debajo de las piedras y no tenían reparo alguno en amargarle la existencia a la Hormigos.

Y cuando la audiencia decidió expulsar a la ex compañera de partido de Pedro Sánchez fue cuando Belén Esteban se vino definitivamente arriba: las cosas volvían a ir como ella quería y seguía teniendo a la audiencia metida en el bolsillo. Ella creía que, en su guerra con la Hormigos, sus tropas habían arrasado... hasta que llegaron los primeros abucheos. La entrañable y llana Belén empezaba a dejar paso a un ser manipulador, tramposo, controlador, autoritario y falto de escrúpulos. Las mentiras tienen las patas muy cortas, y más aún cuando uno está bajo el escrutinio constante de la audiencia.

Entrar en Guadalix ha sido, para ella, como darle una estocada mortal al personaje de Princesa del pueblo que desde Sálvame tanto se han empeñado en crear. Cuatro horas diarias de Belén Esteban pueden ser incluso tolerables, pero la cosa cambia cuando se convierten en 24 y vemos lo agotador que debe ser tenerla alrededor. Si antes el público se compadecía de su diabetes, ahora ya no lo hace tanto desde que sabemos que usa su enfermedad en su propio beneficio. Si antes la audiencia le admiraba por haber dejado las drogas, ahora ya no nos parece tan meritorio cuando insinúa que a otras habitantes de la casa también les gusta abandonarse a los estupefacientes. Es decir, que lo que antes era impensable (abucheos y peticiones públicas de expulsión) es hoy tan real que puede acabar con la intocable Belén Esteban expulsada de Gran Hermano VIP.

Como ya he dicho antes, Belén Esteban se merece la expulsión este jueves. Si en una edición normal de Gran Hermano hubiésemos visto a alguien mandar callar constantemente a otro de bastantes malas maneras hubiésemos pedido su cabeza en menos que Sonia Monroy se monta un universo paralelo. Lo mismo habría pasado si alguien hubiese utilizado su enfermedad con el único fin de beneficiarse, que la audiencia se habría alzado en armas reclamando su cabeza. Lo que en condiciones normales es inexcusable, con la Esteban lo hemos perdonado "porque ya sabemos cómo es Belén, es su manera de ser". Pues mira, no.

Volviendo a la pregunta del titular, sinceramente no sé si Gran Hermano VIP acabará con Belén Esteban. Pero lo que sí que está claro es que lo que iba a ser la consagración de la estrella de Sálvame en el universo de Telecinco ha acabado convirtiéndose en el principio del fin de esa especie de inmunidad diplomática de la que goza la Esteban. Sabemos que Sálvame ha cerrado filas en torno a ella y que le van a arropar sin descanso tras su (esperemos) expulsión este jueves, pero tras quince años dando la tabarra y monstrándose a sí misma como una sufridora que sólo quiere contar su verdad parece que se ve una luz al final del túnel: la luz que anticipa que el reinado de Belén Esteban está cerca de terminar. Igual me equivoco, pero vive Dios que el porcentaje de votos que consiga este jueves habría sido impensable en Más que baile.

Y vosotros, ¿creéis que GH VIP acabará con Belén Esteban?

¡Recuerda que también puedes seguir a Teuvemix en Facebook y en Twitter!

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad