Ir a FORMULATV

4 programas que deberían volver a la televisión española

Jueves 3 de Abril de 2014 21:55
 

4 programas que deberían volver a la televisión española

Tuiteaba yo ayer por la tarde un post de Vayatele -blog del que soy acérrimo seguidor desde que asomó el hocico en internet hace ya varios años- en el que reclamaban el regreso de cinco formatos televisivos que abandonaron las ondas (qué antiguo me ha quedado eso) hace ya varios lustros. Además de estar de acuerdo con su autor en que esos programas deben volver a la tele, no pude evitar que cuatro nombres vinieran a mi cabeza con más celeridad que los 'caris' van a la boca de la Pelopony. He aquí, pues, cuatro formatos que la tele de esta España mía, esta España nuestra debería recuperar.

Popstars, todo por un sueño

Poco tiempo después de que finalizase la primera edición de Operación Triunfo en La 1, Telecinco decidió subirse al carro de los talent shows de gente cantando o al menos poniéndole entusiasmo en proferir cuatro gritos medianamente entonados importando desde Australia esta perla audiovisual llamada Popstars. Este formato, al que en Telecinco le pusieron la coletilla 'todo por un sueño' como insinuando que las concursantes iban a estar más lanzadas que una aspirante a tronista en una fiesta de concursantes de Gandía Shore, buscaba a cinco chicas bien monas para formar una girl band. El programa venía precedido de un gran éxito en medio mundo (de hecho, en la edición UK de ese mismo año fue donde se formaron las Girls Aloud) y en España tenía todo a favor para triunfar.

De las 30 tías que empezaron la aventura (en la primera gala largaron a 10 de golpe, una de las cuales era la misma Mercedes Durán que hoy se desgañita en el plató de Qué tiempo tan feliz) salieron las cinco componentes de Bellepop, el grupo que estaba llamado a convertirse en las Spice Girls españolas. Roser, que ya se olía que de Popstars no podía salir nada bueno, cedió su puesto en la final a Carmen Miriam, quien acabaría formando parte de este grupo que tiene en su haber uno de los temazos con letra más incomprensible de los early-00s: La vida que va. Aunque su audiencia fue más bien modesta (según los estándares de entonces), estoy seguro de que el regreso de Popstars sería un gran acierto.

El gran juego de la oca

Entre 1993 y 1995, Antena 3 emitió semanalmente este enorme, fascinante, magnífico y tremendamente fantástico concurso. Su emisión me pilló en mis últimos años de niñez y primeros de preadolescencia y puede que hasta contribuyese a hacer de mí la persona neurótica y medio perturbada que soy hoy. El gran juego de la oca (que, por cierto, ya tuvo un revival en Telecinco en 1998) lo tenía absolutamente todo: una mecánica que todos entendíamos porque se basaba en el popular juego de mesa, pruebas divertidas, pruebas físicas (las de la piscina eran mis favoritas), riesgo absoluto ante la posibilidad de caer en la casilla del peluquero loco que te rapaba si eras tío o te trasquilaba si eras una chica y un ballet integrado por las Mama Chicho de Antena 3 que interpretaban bien ligeritas de ropa la sintonía del programa (que, sin duda, es una de las mejores que ha parido jamás la tele española).

El concurso fue presentado por Andrés Caparrós (en Telecinco, junto a Elsa Anka y Paloma Marín), Pepe Navarro (en la segunda temporada en Antena 3, junto a Ivonne Reyes y Eugenia Santana) y Emilio Aragón (en su primera temporada, junto a Lydia Bosch y Patricia Pérez), siendo este último el trío más recordado. Quizás por ese ballet lleno de señoras ligeras de ropa, por lo espectacular del montaje televisivo o porque sus primeros presentadores evocaban el espíritu de Vip Noche, siempre pensé que El gran juego de la oca era un programa de Telecinco. Pero no fue así, y hoy no tengo claro quién podría volverlo a emitir. Aún así, creo que las nuevas generaciones merecen disfrutar como disfrutamos los que ya peinamos canas con este gran concurso.

Ven a cenar conmigo

En mi top 10 de programas de cocina le otorgué a Ven a cenar conmigo una mención especial. Aunque no fue un fenómeno de masas y tampoco nadie se levantó en armas cuando Antena 3 anunció su cancelación tras su paso a las sobremesas en 2010, Ven a cenar conmigo tenía algo de especial que cautivó al foodie que llevo dentro. Aunque empezó centrándose más en la gastronomía que en los conflictos entre los concursantes (creo recordar que en el primer programa los concursantes debatieron largamente sobre la utilidad de un chisme que tenía la anfitriona para pelar ajos sin que te huelan las manos a cadáver), en Ven a cenar conmigo acabaron viéndose algunos de los mayores pollos que yo recuerdo justo antes de la hora de cenar.

No me negaréis que ahora es el momento perfecto para que vuelva Ven a cenar conmigo: entre el apogeo de Masterchefs, Pesadillas en la cocina, Guerras de cupcakes, TopChefs y demás, Antena 3 tiene en su mano la posibilidad de recuperar este gran programa en el que todos los que nos creemos que sabemos cocinar podamos intentar ganar 6.000 pavos dando de comer a cuatro desconocidos en nuestra casa.

Pekín express

Dejémonos de hostias y vayamos al grano: Pekín express debe volver ya a la tele. Y cuando digo ya es ya mismo, mañana, esta noche, me da igual, pero que vuelva; y cuanto antes, mejor. Quizá sea porque dejé de fumar un 28 de octubre de 2008 tras uno de los programas de la primera edición de Pekín express, quizá sea porque mi hobby actual de estudiar chino nació cuando los concursantes de esa primera edición entraron en el país del cerdo agridulce o quizá porque en su segunda edición fue cuando descubrí cuánto entusiasmo puede ponerle uno a su profesión de manos de Raquel Sánchez Silva, pero el caso es que Pekín express es uno de mis programas favoritos ever.

Y como yo, sé que somos muchos los que ansiamos el retorno de Pekín express. Esa sintonía, ese montaje, esa mecánica trepidante que te hacía estar pegado a la tele como si no hubiera un mañana (y tócate los huevos que sí que lo había; lunes, para más señas) y esas ganas de coger una mochila y liarte a ver mundo que te daban tras cada entrega deben volver a nuestras noches. Y aunque Mediaset la cagó hasta límites insospechados al emitir esa edición VIP que prefiero borrar de mi memoria, sé que aún están a tiempo de volver a la senda de la cordura y recuperar a Raquel Sánchez Silva para que vuelva a ser la directora de la mayor carrera por equipos jamás televisada.

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad