Ir a FORMULATV

'Masters of Sex' consigue seducir desde el primer minuto

Jueves 19 de Septiembre de 2013 17:11
 

'Mad Men', 'Boardwalk Empire', 'The Americans', 'Mob City', 'Magic City'... Los dramas centrados en el siglo XX están de moda, parecen dar prestigio y todas las cadenas de pago quieren tener uno. Una de las últimas cadenas en subirse al carro es Showtime, quien viaja a los años 50 gracias a 'Masters of Sex'. Aquí los protagonistas no son mafiosos, ni espías ni publicistas, sino investigadores científicos, un terreno muy poco explorado en televisión debido al poco interés que despierta este sector en la audiencia. ¿Cómo llamar la atención de los espectadores? Mediante estudios sobre el sexo.

'Masters of Sex' consigue seducir desde el primer minuto

Basada en la biografía homónima escrita por Thomas Maier, 'Masters of Sex' se centra en las investigaciones del ginecólogo William Masters y de su ayudante Virginia Johnson que revolucionaron el campo de la sexualidad a mitad del siglo pasado; temas como el orgasmo femenino, la disfunción sexual o la cura de la homosexualidad, que en aquella época era considerada una enfermedad, fueron algunos de sus intereses. La historia se remonta a 1956, cuando el prestigioso y meticuloso médico dio con su nueva ayudante, una cantante de nightclub que carecía de cualquier tipo de conocimiento científico, pero que su condición y su mentalidad muy abierta para la época: capaz de diferenciar entre amor y sexo y hablar de cualquier tema sin tapujos, la convertían en una gran aliada en sus estudios. A pesar de no contar en un inicio con el apoyo de sus superiores, Masters no se detuvo y decidió arrancar sus experimentos de forma clandestina.

La serie no se centra solamente en las investigaciones, sino que las vidas de Masters y Johnson también juegan un papel fundamental. El primer capítulo muestra a un meticuloso y organizado William Masters, que parece actuar en su día a día siguiendo el método científico hasta el punto de convertir el acto sexual con su esposa en una rutina mecánica para intentar concebir, alguien que no entiende de emociones, ya que no disfruta con el sexo, pero a medida que avanza el episodio, ese científico se vuelve humano, descubrimos que tiene debilidades y defectos, como que padece azoospermia. Johnson es todo lo contrario, una madre divorciada, desinhibida, pero sensible, capaz de darlo todo por conseguir lo que se propone; en definitiva, una pareja tan opuesta que consigue complementarse a la perfección.

'Masters of Sex' consigue seducir desde el primer minuto

Uno de los puntos fuertes de la serie es el sólido reparto, todos sus actores se entregan sin reparos y en ningún momento vemos una interpretación forzada. La pareja actoral principal formada por Michael Sheen ('La relación especial') y Lizzy Caplan ('The Class', 'Party Down') consigue crear una química especial, mientras que Nicholas D'Agosto ('Héroes') va en camino de convertir a su personaje (Ethan Haas), el médico residente que está bajo las órdenes de Masters, en uno de los personajes más odiados del año. También destacan Teddy Sears ('666 Park Avenue') en el papel del pervertido médico Austin Langham y estrellas invitadas como la omnipresente Margo Martindale, que aquí da vida a la típica señora de la época contraria a hablar de estos temas de forma abierta, y Beau Bridges, el superior inmediato de Masters que cree que estos estudios podrían suponer un escándalo para el hospital.

Como buena serie de época de canal de pago, 'Masters of Sex' cuenta con una cuidada estética y una exquisita música de fondo que nos sumerge de lleno en los años 50. La dirección del episodio piloto corre a cargo del nominado al Oscar John Madden ("Shakespeare enamorado"), mientras que la nominada al Emmy Michelle Ashford ('The Pacific') se encarga de adaptar el guión, consiguiendo integrar con acierto algunas situaciones graciosas dentro de la dramática historia; un guión con ritmo que hace que la hora de duración del episodio se pase volando.

Aunque 'Masters of Sex' no sea sólo una ficción sobre sexo y las relaciones personales de los personajes jueguen un papel fundamental en ella, es una serie que no tendría cabida fuera del cable premium en Estados Unidos. Sería muy complejo abordar estudios científicos sobre los orgasmos sin posibilidad de mostrar un pezón, si quiera.

Showtime ha conseguido dar este año con dos dramas potentes de estreno, como 'Ray Donovan' y 'Masters of Sex', pero echo de menos cuando las series de la cadena se esmeraban algo en sus openings y no se limitaban a letras blancas sobre fondo negro, ¡con lo bonitos que eran el "Open up the sky..." de 'United States of Tara' o esa melodía inconfundible de 'The Borgias'!

'Masters of Sex' consigue seducir desde el primer minuto

También puedes seguirme en Twitter: @Sergi_C_M

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad