Ir a FORMULATV

'Full Circle', el último ejemplo de ficción de calidad a bajo coste

Lunes 18 de Noviembre de 2013 19:59
 

En estos tiempos que corren, cada vez son más cadenas las que apuestan por formatos económicos, disminuyendo el número de producciones con presupuestos millonarios, aunque sin renunciar a la calidad.

'Full Circle', el último ejemplo de ficción de calidad a bajo coste

Este verano la cadena británica Channel 4 presentaba 'Dates', una serie dramática que nos mostraba en cada episodio una cita de dos personajes, conocidos a través de un portal de internet para encontrar pareja. Ahora es la cadena estadounidense de pago Audience Network (la misma que se encargó de rescatar y darles un final muy digno y necesario a 'Friday Night Lights' y a 'Damages'), quien, tras llevarse golpes de la crítica por su primera serie original, 'Rogue', decide contarnos con 'Full Circle' la historia de once personas, todas ellas conectadas de alguna forma, mediante sus charlas en un restaurante.

Tanto 'Dates' como 'Full Circle' cuentan con pocos actores por episodio (rara vez con más de dos en pantalla), carecen de exteriores (o cuentan con muy pocos, como en el caso de 'Dates') y son muy íntimas, los diálogos juegan un papel fundamental y abundan los planos cortos en los que los personajes acostumbran a desnudar sus almas.

Lo de estas series no es nada nuevo, ya en 2010 la cadena canadiense CityTV estrenó la adictiva 'The Booth at the End' y un par de años antes HBO había lanzado 'In Treatment', adaptación de una serie israelí. Aunque la principal diferencia es que en aquellas series había un personaje protagonista claramente definido, mientras que ahora se lleva que todos estén a un mismo nivel: no todos los espectadores conectamos con los mismos personajes ni todos nos generan el mismo interés, por lo que dándoles a todos el mismo protagonismo pueden llegar a un público mayor y más diverso.

'Full Circle', el último ejemplo de ficción de calidad a bajo coste

En esta original cadena de conversaciones -que comienza con dos personas que se aman-, acaban tocándose cuestiones como la infidelidad, el incesto, la homosexualidad, la obsesión enfermiza por alguien, el amor no correspondido o el egoísmo del ser humano. Estos temas han sido tratados mil veces en televisión, aunque nunca antes desde un punto de vista tan cercano como lo hace 'Full Circle', que en cada capítulo nos sitúa en una posición privilegiada al dejar que los espectadores compartamos mesa durante veinticinco minutos con sus protagonistas.

Todos los episodios de 'Full Circle' están escritos por Neil LaBute, un guionista con una amplia experiencia en el teatro, y eso se nota. Cada capítulo está compuesto por tres actos, que se corresponde con lo que comen sus personajes mientras charlan: aperitivo, plato principal y postre. En la primera parte normalmente nos cuentan cuál es el vínculo entre los dos personajes (pareja sentimental, amigos, padres e hijos...), mientras que en la segunda nos presentan y comienzan a profundizar sobre el problema. En la tercera parte, además de intentar cerrar o dar solución al conflicto, a veces hay un giro de 180º con alguna revelación sorprendente que claramente daría para otra cita. Desgraciadamente en esta serie no hay oportunidad para segundas citas, ya que a lo largo de la temporada, con sus encuentros, los personajes elaboran un círculo cerrado, que da nombre a la serie, por lo que algunas historias quedan abiertas sin conocer exactamente qué consecuencias traerán.

A diferencia del teatro, los tiempos en televisión están muy medidos, por lo que el principal inconveniente de este formato es que sabemos de antemano que pase lo que pase, y por muchos amagos de abandono que hagan sus personajes, todas las citas aguantarán los 25 minutos que dura el episodio. También es cierto que aguantar un diálogo entre dos personajes tan largo es bastante complicado en televisión, y que en ocasiones puede hacerse pesada, por eso integra de vez en cuando pequeñas líneas con los camareros, que tratan de introducir un toque cómico y más relajado a la serie.

'Full Circle', el último ejemplo de ficción de calidad a bajo coste

Aunque sin duda alguna, lo más fuerte de 'Full Circle' son sus actores, que hacen que la serie aguante en los momentos en los que más flojea el guión y que mantengamos el interés por ella. Entre su reparto encontramos a caras habituales de la televisión americana como David Boreanaz, Minka Kelly, Julian McMahon, Billy Campbell, Kate Walsh o Cheyenne Jackson, y a jóvenes actores con una carrera en el cine, como Tom Felton o Devon Gearhart. A pesar de que el guionista lleva a los personajes a extremos (con situaciones que más bien parecen estar escritas para ser representadas en un teatro), todos ellos consiguen resultar creíbles.

Una serie con bajo presupuesto, artificiosa y un tanto teatral, que gracias a esa cercanía con la que trata temas profundos, a mí me ha ganado por completo. Con creatividad e ingenio se pueden hacer buenos productos.

Puedes seguirme en Twitter: @Sergi_C_M

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad