Ir a FORMULATV

Miguel Lago: "Lo más complicado de interpretar a Don Luis en 'Curso del 73', es ver llorar a los alumnos y seguir con el personaje"

Miércoles, 26 de Septiembre de 2012 16:54
 

Miguel Lago, actor, cómico, y profesor del reality show de Neox 'Curso del 73'. Su participación es una de las más comentadas del programa por sus pensamientos retrógados, su dureza con los alumnos y su falta de tacto, actitudes totalmente guionizadas.

Elegido cómico del año 2011 por Paramount Comedy, actualmente presenta la segunda temporada de su espectáculo "Soy un miserable" en el Teatro Pequeño Gran Vía de Madrid, todos los domingos a las 21:30 a partir del 14 de octubre, del cual más de 25.000 espectadores ya han disfrutado.

'Curso del 73' es la secuela de 'Curso del 63', programa de éxito que se emitió en el año 2009 en Antena 3 ¿Cómo te llegó la propuesta para participar en este reality show?

Mi participación en la primera edición fue como se suele decir, de forma casual. Me llegó una convocatoria de casting, más que por mi perfil artístico porque era licenciado en filología. La prueba la hice pensando cómo sería un maestro de los 60 y buscando darle un toque que lo diferenciara, en este caso su fuerte carácter y su rectitud, luego le añadí un bigote y a la productora le gustó.

Me volvieron a llamar para 'Curso del 73' y volví a aceptar. No obstante lo que más peso tuvo fue la presencia nuevamente de Álvaro Díaz como director, es un genio de la televisión. Actualmente es difícil encontrar profesionales tan preparados y con tanto talento, además de una trayectoria envidiable; volver a trabajar con Álvaro era una oportunidad que no podía dejar pasar, lo hubiera hecho gratis porque Álvaro es escuela. Espero volver a tener la oportunidad de hacer algo juntos, un show en directo sería ideal.

¿Cómo recuerdas las grabaciones del los primeros programas?

En la primera edición me sentí un poco extraterrestre, no me ubicaba, se respiraba años 60 en cada rincón y hubo que guiarse de la intuición y de las instrucciones del director y guionistas, para poco a poco ir creando entre todos un formato novedoso en España.

La segunda, que ahora están emitiendo con éxito, fue todavía más difícil, ya conocían a Don Luis y también a Miguel Lago, de modo que el esfuerzo por recrear al ambiente, por crear situaciones fue arduo, duro de cojones [risas]. Pero valió la pena, porque al final los chicos acabaron "entrando en San Severo".

¿Este reto te lo tomaste como una interpretación más pero enfocada de modo más real?

Yo soy artista, aunque más centrado en el humor, que es lo que me gusta, por eso ese reto actoral era tan grande. Quise empaparme de la época y sobre todo entender a Don Luis, un personaje que creamos y que cuando entendí cómo era, y cómo debía reaccionar ante las diferentes situaciones que se le planteaban, él me iba llevando.

Me vino muy bien mi faceta de humorista curtido en salas por todo el país, esa experiencia me permitía ser rápido en las reacciones; no obstante gran valor lo tiene el equipo de trabajo de la productora, sin desmerecer a nadie destaco a dos redactoras, Oyane y Elena, que sabían idear e intuir situaciones magníficas y me ayudaban muchísimo.

El reality dura varias semanas ¿Qué dedicación tenéis los actores-profesores en el proyecto? ¿Prácticamente os trasladáis a vivir junto a los participantes?

Desde que salía el sol hasta que se ponía. Las jornadas eran muy largas, de las noches se encargaba Don Rodrigo (Rodrigo Poisón) un actor de raza que hizo un trabajo excepcional como profesor de gimnasia y vigilante nocturno. Lo cierto es que verte rodeado de compañeros como Doña Carmen (Horten Soler) otra actriz maravillosa y desde entonces gran amiga, o Doña Almudena (Alejandra Alloza) hace que tu trabajo crezca.

Mención aparte merece Doña Alicia, la directora del centro y un ejemplo de compañera, después de dos ediciones sigo diciendo que es lo mejor que ha tenido San Severo.

¿A los alumnos del San Severo se les olvida que estáis interpretando?

Totalmente, ellos, antes o después, entran a formar parte del juego y realmente conviven en un internado de los años 70.

¿Vuestras actuaciones están totalmente guionizadas o hay lugar para la improvisación?

Nuestras actuaciones son tendenciosas, es decir, sabemos que tenemos un objetivo y trabajamos para lograrlo, sabemos que queremos enseñar un valor, provocar una situación como la famosa traición del chocolate o llevarlos de acampada, pero luego no sabemos por donde van a salir los chavales, ahí es donde aparece el verdadero actor, el verdadero directo, donde tienes que seguir y seguir pase lo que pase.

Al tratar con jóvenes que se toman en serio todo lo que ocurre, cuándo sus sentimientos afloran y lloran o lo pasan mal ¿es complicado seguir interpretando?

Eso es lo más complicado, yo dedico mi vida a hacer reír, es lo que más feliz me hace, en cambio, cuando interpreto a Don Luis, a veces me toca vivir situaciones desagradables, pero es lo que hay, aprieto los puños y pa´lante. Pasado el tiempo los chicos lo entienden, aunque quedará alguno enfadado conmigo.

Y cuando algo te resultaba gracioso o te llamaba la atención ¿cómo mantenías la compostura de profesor recto?

En el 63 me costaba pero lo conseguía, ahora no, han pasados 10 años y nos planteamos que Don Luis se iba a reír y a ser más vacilón, porque ya está de vuelta de todo. Eso acentuaba su prepotencia, pero le aportaba mayor comedia al programa.

Ficticiamente han pasado 10 años del primer curso del San Severo ¿Qué destacarías de esta nueva generación?

Lo más destacable sería que no llegaron a ser una piña como en la primera, aquí iban más por libre, no generaban sentimiento total de grupo, por eso era más fácil dividirlos, los del 63 como grupo, eran inquebrantables, un ejemplo.

Al saber como ya como funcionaba el programa ¿han llegado menos inocentes?

Absolutamente, muchos de ellos (sobre todo ellas), estaban más pendientes de la cámara y de la posibilidad de salir en Interviú, que de disfrutar de la experiencia, lo cual además de equivocado es ridículo, pero al final, tarde o temprano entraban de lleno en el show.

¿Quiénes son tus favoritos?

A título personal te diré que me reía mucho con Antonio y con Daniel, Paula era muy tierna y muy graciosa, pero procuré no vincularme afectivamente porque podría ir en detrimento de la calidad del trabajo. Pero cuando son graciosos hay que reírse, tenían salidas maravillosas que desmontaban a cualquiera.

¿Qué tienes en común con Don Luis?

Muy poco, hombre, yo también tengo un punto chulesco que supongo tenemos muchos artistas, el ser vanidoso o egocéntrico va con la profesión. De todas formas donde más coincidimos es en el deseo, esto ya lo digo como padre que soy en la realidad, de transmitir valores a los jóvenes como la cultura del esfuerzo o el valor de la amistad.

Una vez que se apagan las cámaras, termina el programa y te comportas como eres realmente ¿los chavales se sorprenden y se ríen de las anécdotas de los últimos días?

Yo no estuve en ese momento, un mes después de empezar, cuando los despedí en su cuarto me fui para mi casa, no tenía sentido ponerme a compadrear, además me fui rápidamente porque tenía una boda y me quería cortar ese pelazo que llevaba Don Luis.

¿Mantienes el contacto con algunos de ellos?

Algunos, en estos dos años han venido a verme al teatro y siempre es grato, luego algún tuit que otro, pero poco más. Es normal, somos de generaciones diferentes.

El programa lleva grabado casi 3 años ¿has llegado a creer que el programa no vería la luz?

Cuando ves que el programa se retrasa una y otra vez temes que no se vea tu trabajo, pero yo procuro estar en mi sitio, y si se trata de una decisión ejecutiva será tomada por el bien común, yo sólo soy un actor.

¿Cómo os habéis tomado que haya sido relegado a un canal menos competente como es es Neox?

Yo me lo he tomado muy bien, a todos nos gustaría haber estado en Antena 3 y en prime time, pero a mí, compartir cadena con Barney Stinson me vuelve loco. Estar en un canal como Neox, que tiene la mejor comedia americana, me encanta. Estoy feliz.

¿Hay posibilidades de hacer una tercera edición? ¿volverías dar clase?

Nunca se sabe si el programa puede volver. En cuanto a regresar como profesor, cada día que pasa soy más mayor y tengo más pereza, además, sería raro ver a Don Luis en los ochenta con los pelos de colores. Aunque como dije antes, nunca se sabe.

Sígueme en Twitter: @BertoMolina

Y únete a la página Oficial de Facebook:

Información relacionada

Programas

Curso del 73

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte



1 comentario

Leila86 14/12/2012 12:02
"Don Luis" fue de lo mejorcito del curso del 63 y 73. Me gustaria mucho que hubiera otro curso del 83!!
  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad