Ir a FORMULATV

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

Lunes 25 de Agosto de 2014 03:32
 

La noche del domingo 18 de marzo de 2001 dio comienzo la segunda edición de Gran Hermano. La expectación ante la entrada de los nuevos concursantes era máxima. Todas las incógnitas se centraban en el carácter de los participantes, ya que las diferencias técnicas respecto a la primera edición fueron escasas. Destacar el cambio de ubicación, en esta ocasión la casa se trasladó hasta Guadalix de la sierra y el número de concursantes aumentó hasta doce. Curiosa coincidencia la de que la casa plató se ubicase en el escenario que sirvió en 1952 para el rodaje de la película de Berlanga Bienvenido Mister Marshall.

También aumentó en esta edición el número de días de convivencia. Fueron 101 en lugar de los 90 de GH1. Vía Digital y Quiero TV volverían a retransmitir las 24 horas del famoso concurso con una sorprendente novedad: los espectadores de estos canales de pago podían votar a los nominados a través del mando de su televisión, tan sólo tenían que pulsar un botón. Un ingrediente fundamental y novedoso que incitaba al espectador a votar en varias ocasiones, ya que resultaba bastante tentador ejercer de Dios cuando uno presenciaba alguna bronca en pleno directo.

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

Pero lo cierto es que la audiencia tuvo poder de decisión desde la gala del estreno, y es que ya en el programa uno, los espectadores pudieron elegir lo que iban a cenar los nuevos inquilinos. Las opciones eran dos: una cena de gala o bocadillos y latas de cerveza para todos. De momento, hablamos de una audiencia poco resabiada e inocente, por lo que el grupo formado por Marta, Fayna, Carlos, Alonso, Mari, Karola, Sabrina, Kaiet, Angel, Eva, Emilio y Fran pudo degustar una suculenta mariscada. Aunque no todo fueron alegrías para los concursantes en el estreno de la edición, pues se encontraron con algo que no esperaban: los colchones de las camas estaban sin abrir y completamente desordenados, por lo que debieron ponerse las pilas para dejar las habitaciones preparadas esa misma noche.

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

Las diferencias entre GH1 y GH2 son muchas, y es que no hay dos ediciones de Gran Hermano iguales, esto es técnicamente imposible, pues no hay dos personas en este mundo que compartan exactamente las mismas características psicológicas; es por eso que GH siempre contará con tramas que le resulten novedosas al espectador, independientemente de las sorpresas y giros de tuerca que la organización ponga en marcha con respecto a la mecánica del concurso para sorprender a la audiencia una vez más. Pero sí debemos destacar algunos puntos que resultaron fundamentales para diferenciar la convivencia que se desarrolló en Guadalix de la que vivieron aquellos vírgenes participantes de la primera edición. Quizás el más importante radica en las nominaciones; mientras en GH1 los concursantes decidieron no ''nominar'', en GH2 sus participantes mantuvieron su derecho a competir en la sala de confesiones semana a semana, dando los nombres de sus candidatos para abandonar la casa. La integridad y unión de grupo se quiebra en esta ocasión, y la democracia de la audiencia se somete a listas cerradas elaboradas por los propios participantes. Un hecho que no sólo transforma a los participantes. También la audiencia modificará su conducta mediante fobias más marcadas que la anterior edición. Y es que ahora las posibilidades de elección entre los concursantes queda completamente limitada y restringida ya que la decisión de los participantes prevalece en cierta forma a los deseos de los espectadores, pudiendo el grupo salvar a un compañero que de estar nominado, correría un gran riesgo de expulsión debido a las antipatías que este despierta en la audiencia votante. Queda claro pues, que este año sí se cumple el lema que dice ''ellos proponen y ustedes disponen'', pero claro, la audiencia dispone de lo propuesto, cuando un año atrás elegía lo que le daba la gana con el previo consentimiento de los participantes en forma de pacto.

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

Y es que los concursantes de GH2 sí son conscientes del juicio del público y de la presión que esto acarrea, por lo que en cierta manera medirán sus comportamientos y salvaguardaran su 'intimidad nominatoria', aunque esta quede completamente desnuda dentro del confesionario. Hablamos de ''concursantes más resabiados'' que los anteriores.

La primera lista de nominados de GH2 estuvo formada por Marta, Fayna y por Fran. Por segunda vez en la historia de Gran Hermano, la audiencia tuvo que enfrentarse a una lista cerrada de candidatos a la expulsión. Fue curioso el resultado de esta eliminación ya que una vez más quedó reflejado que lo que se percibe dentro del concurso no coincide con lo que se percibe fuera. Evidentemente, los espectadores se pierden muchas cosas que sólo los de dentro pueden captar, pero también los concursantes se ven sometidos a una falta de datos que sí tiene una audiencia participe de varias conversaciones ocurridas dentro de la casa; un punto fascinante que convierte a este reality en una delicia y que confirma que los detractores de este concurso deberían ser más cautos al repetir constantemente que Gran Hermano está repleto de basura. No caen en la cuenta que en ocasiones está más sucia su escoba que la basura que intentan barrer, pero ese es otro tema ya muy comentado. Fue Marta la primera expulsada, aunque también podemos decir que Fran fue salvado, con Barcarrota al frente de la primera guerra librada en esta edición. Los concursantes cometieron un gran error en infravalorar a un concursante y en coincidir todos en el mismo razonamiento que expusieron en el confesionario para nominarle. No puedes nominar a alguien por no tener a priori, las características que debe tener un concursante de Gran Hermano. En todo caso, eso debe decidirlo la audiencia, y a esta no le gusta que decidan por ella. Fue por eso que Fran fue votado tan solo por el 18% de los votos frente al 59% de Marta y el 30% de Fayna.

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

El gran apoyo que obtuvo Fran durante todo el concurso fue uno de los puntos principales de esta edición, pero también lo fue la primera expulsión disciplinaria de la historia de este concurso. Fue Carlos Navarro quien sufrió esta medida extrema. El juicio de valor que se formó en el exterior por parte de partidos políticos e instituciones que pusieron el grito en el cielo criticando duramente al concursante, fue decisivo para que se tomase la decisión de no esperar a la expulsión de la audiencia y sacar a Carlos por la puerta de atrás. Había que asegurar la seguridad del concursante, que estaba siendo juzgado extremadamente fuera, y también debía continuar el juego sin problemas mayores. Recordar que Fayna, pareja de Carlos, jamás se consideró maltratada por este, y tampoco lo consideraron el resto de los concursantes, a pesar de haberlo nominado el día anterior con una gran mayoría de puntos; pero ahí estuvieron las asociaciones exprimiendo al máximo su oportunidad de tumbar un programa tan denostado por esa corriente intelectual que solo ve la paja en el ojo ajeno. Un episodio desagradable que marcó esta edición de Gran Hermano y que como parte positiva podemos extraer que hoy en día Carlos y Fayna siguen juntos.

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

Gran Hermano 2 lo ganó Sabrina. Con ella nació el movimiento carpeteril, que tanto gusta a algunos espectadores capaces de creerse cualquier historia con indicios de amor. Lo cierto es que la andaluza demostró una gran ambición gracias a una prudencia que para muchos resultaba insoportable. Su indefinida personalidad y su papel de mujer sufridora vencieron a dos personalidades bastante macadas que también optaban al premio: las de Fran y Mari.

Gran Hermano 2: Democracia limitada y el grito en el cielo

La segunda edición de Gran Hermano también contó con revista oficial, canción oficial interpretada en esta ocasión por Sonia y Selena. Se celebró una fiesta durante la final a la que podían asistir los seguidores del concurso pagando una entrada de acceso, y por primera vez se pudo votar en la final mediante mensajes Premium. Fue líder de audiencia indiscutible en todas sus franjas de emisión y en esta ocasión se emitió un resumen más que en la anterior, siendo tres los resúmenes emitidos por Telecinco diariamente. Sería la última edición copresentada por Fernando Acaso. Los concursantes, al igual que los de la primera edición, contaron con una gran popularidad interviniendo en varios programas de la cadena. En esta edición se casaron simbólicamente Eva y Emilio, dos de los participantes. También mantuvieron los concursantes relaciones sexuales, no emitidas explícitamente pero si dejándoselo claro el programa al espectador mediante diversos tipos de plano. En esta edición la audiencia tuvo la oportunidad de repescar a un expulsado para que este volviese a la casa durante unos minutos. La elegida fue Marta López, y los motivos de la audiencia parecieron claros: el morbo de un reencuentro entre ella y Kaiet, siendo este presenciado por Karola desde el plató, una de las concursantes menos queridas de la edición. Hubo un concursante reserva: Roberto, sustituyendo a Carlos Navarro. Tras acabar GH2, comenzaría en TVE el talent show Operación Triunfo, y muchos afirmaron tras la emisión de OT que Gran Hermano había muerto para siempre, pero Telecinco no tiró la toalla y lo intentó con Gran Hermano 3. De eso hablamos en el próximo post.

Información relacionada

Programas

Gran Hermano

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad