Ir a FORMULATV

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

Viernes 22 de Agosto de 2014 04:37
 

Comenzó un 23 de abril. Yo tenía trece años y no sabía de qué se trataba. Pasé aquella tarde de domingo jugando en la calle con mis primos, y cuando, por la noche subí a casa, el silencio ya reinaba el salón donde se encontraba aquel viejo televisor que era observado por todos los miembros de mi familia con una atención que me obligó a hacer lo mismo. Una presentadora que no conocía, hablaba de un grupo de personas anónimas que voluntariamente entrarían en una casa siendo grabados durante veinticuatro horas. De fondo y mientras ella explicaba las normas del concurso, se escuchaba una sintonía que evocaba misterio y acción: elemento fundamental que me atrajo lo suficiente como para reemplazar mi serie favorita, de la cadena contraria, por la compañía del gran hermano. Ambos espacios condirían en emisión el miércoles de la semana siguiente.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

El día posterior a la gala del estreno, todo el mundo hablaba de la casa de Gran Hermano. Una mayoría pensaba que se trataba de un grupo de actores que protagonizaban una telenovela que duraría tres meses y que se podía ver durante todo el día en dos de las plataformas de pago del momento: Vía digital y Quiero TV. Las cafeterías sintonizaban con la casa de Soto Del Real y la atmósfera que se respiraba era contundente: no parecía imprescindible tener fe en la veracidad del formato; la gente estaba enganchada por completo ante el primer reality show que se emitía en España. Pasaron los días pero no llegó la calma, todo lo contrario. El huracán GH crecía con intensidad, emitiéndose en Telecinco dos resúmenes diarios, uno a mediodía y otro más corto por la noche, uno semanal, la gala en directo del prime time y las diversas conexiones en directo que se realizaban desde el resto de programas de la cadena, como Día a Día y Crónicas Marcianas.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

Aún recuerdo como si fuese ayer mis escapadas secretas a casa de mis abuelos al salir del colegio para poder ver Gran Hermano en directo. Ellos disponían de Vía Digital y de una segunda televisión en un cuarto en el que yo me refugiaba para ver ese programa tan controvertido del que todo el mundo hablaba. También opinaba mi abuelo, que me regañaba por seguir ese formato que tantas críticas recibía en el periódico El Mundo, justo el que él compraba todas las mañanas. Uno de esos días, mientras mis abuelos creían que me encontraba viendo los dibujos, Vanessa Pascual me explicaba sin ella saberlo, lo que era un orgasmo. Estaba hablándolo con su amiga Marina desde la casa de Gran Hermano, y es que ambas congeniaron desde la primera semana de convivencia. Yo las espiaba y seguramente ellas no eran conscientes de ello. No me hacía muchas preguntas, la realidad de la casa transparente me embobaba hasta tal punto que en ocasiones perdía la noción del tiempo. Era martes y estaban todos nominados, pero al día siguiente uno de ellos sería eliminado. Me iba a perder las aventuras de Valle y de Quimi, porque a los concursantes de GH les había cogido un cariño especial y no podía no asistir a la expulsión de uno de ellos. Cuando Mercedes Mila pronunció el nombre de Maria José, aquella madre de una hija enferma, el silencio volvió a mi casa, y minutos más tarde, mi madre sentenció: esto no puede ser un papel. No son actores, esa gente está sintiendo de verdad... En ese mismo momento algo se instaló en las vidas de todos los miembros de mi familia, y ese algo se llama Gran Hermano. Un programa que nos lleva acompañando catorce años. Un formato imprescindible que esperamos todos los años, y es que no imaginamos la tele sin él.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

La primera casa de Gran Hermano contó con 29 cámaras y 69 micrófonos. Todo quedaba registrado y era observado a tiempo real por los espectadores y por los trabajadores del propio programa, que contaban con más de 34 pantallas en la zona de control. La decoración de la casa se basó en la sencillez. Salón, cocina, dos habitaciones, un baño y la sala de confesiones. Los concursantes contaban también con un pequeño huerto, un gallinero y una pequeña piscina.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

Maria José, Israel, Silvia, Nacho, Jorge, Vanessa, Marina, Ivan, Ania, Ismael, Koldo, Iñigo, Monica y Mabel fueron los concursantes de la primera edición de Gran Hermano. Si bien es cierto que sólo entraron diez al principio, tuvieron que concursar cuatro reservas para sustituir a Nacho, Jorge, Silvia y Mónica que abandonaron voluntariamente el concurso por diversos motivos. La popularidad que consiguieron los participantes fue abrumadora, convirtiéndose en un reclamo en todos los medios de comunicación y en diversos eventos del país. No podemos olvidar que Gran Hermano también fue pionero en la red, con dos páginas webs oficiales desde su estreno: www.granhermano.com por un lado, y la site de Telecinco.es por otro. Además, también se abrió una red social donde los concursantes entraban para conectarse con todos sus fans; esta última se cerró hace unos años. Programas como Operación Triunfo harían lo mismo a través del desaparecido portal portalmix.com, donde los alumnos de la academia chateaban con sus seguidores en los foros del talent show, sí bien es justo reconocer que fue Gran Hermano el primero en revolucionar la red.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

Gran Hermano 1 estuvo caracterizado por el buen rollo que se mantuvo durante toda su edición, sin embargo hay que destacar el pacto que se originó entre los concursantes para nominarse entre ellos consiguiendo un empate, resultando todos nominados y quedando expuestos a la decisión de la audiencia. Este pacto se rompió únicamente una vez y fue durante las segundas nominaciones, donde se orquestó un pacto contra Ania Iglesias en el que no participaron ni Silvia ni Israel, por lo que ambos fueron nominados por la mayoría de sus compañeros. Destacable también el resultado de las votaciones de las primeras nominaciones del concurso, donde las cinco mujeres concursantes resultaron ser las cinco más votadas, quedando los cinco hombres por debajo de ellas en el ranking de expulsión. El orden de expulsión fue el siguiente: Maria José, Israel, Vanessa, Marina, Iñigo, Mabel, Koldo. Finalistas: Ivan (3), Ania (2). Ganador: Ismael. Abandonos voluntarios: Silvia (1), Nacho (2), Jorge (3), Monica (4). Silvia abandonó el concurso por amor, Nacho Rodriguez por la enfermedad de su padre, Jorge porque no aguantaba más sin estar con Maria José, primera expulsada, y Mónica por el escándalo que se organizó en el exterior al publicarse su antigua profesión.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

En la primera edición de GH la audiencia solo podía votar a través del teléfono fijo, pues todavía no se habían implantado los SMS Premium. El primer número de teléfono de nominaciones de GH fue el 906425542. En la final, se abrieron tres líneas telefónicas, una por cada finalista. Ivan: 906425541, Ismael: 906425542 y Ania: 906425543.

Gran Hermano 1: Escándalo, difusión y éxito

Fue tanto el éxito que obtuvo el programa, que también se habilitó una línea espía, donde los fans del programa que llamaran contaban con la posibilidad de escuchar la casa en directo y también hablar con otros seguidores del concurso.

Se lanzó al mercado la revista Gran Hermano, con las curiosidades del concurso. También se lanzó un libro, un disco, unas gafas de sol, un gorro, un videojuego para PC y el puzle oficial de Gran Hermano. Meses más tarde los concursantes protagonizarían una película. Después comenzó Gran Hermano 2.

Información relacionada

Programas

Gran Hermano

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad