Ir a FORMULATV

Azahara: de relaciones públicas a reina del victimismo

Miércoles 24 de Septiembre de 2014 02:09
 

Paula y Omar se han convertido en el centro de todas las miradas. Puede pasarles factura el haberse proclamado protagonistas de Gran Hermano 15 tan pronto, cuando la audiencia suele votar a los nominados que más destacan al no haberse familiarizado por completo con el resto de concursantes. Ya anunció Mercedes Milá que la primera expulsión de esta edición tendrá lugar el mismo jueves tras las primeras nominaciones, aunque en los resúmenes diarios emitidos en Divinity, continúan promocionando la gala mencionando únicamente la repartición de puntos entre los concursantes. Es por esto ultimo que intuyo un cambio de plan, siendo trasladada la primera eliminación al próximo domingo. De encontrarme en lo cierto, el debate presentado por Jordi González, el cual estuvo sensacional presentando GH: La última hora con ese look moderno, se retrasaría hasta el cinco de octubre para asentarse por fin en el late night de Telecinco. Todo esto suponiendo que mi intuición no me juegue una mala pasada, como suele ser costumbre de forma habitual.

Hablaba de la relación formada por Omar y Paula, que tantos comentarios ha despertado entre los seguidores de este programa. Hay una gran mayoría que duda de los sentimientos de ambos, apuntando a los dos tortolitos como estafadores de carpetas con intención de llegar lejos fingiendo un romance. Sinceramente, no creo que Paula con 20 años recién cumplidos sea tan retorcida como para haber planeado la situación que hoy protagoniza. Es más, no voy a negar las simpatías que la joven concursante ha logrado despertar en mi. Ayer por la noche terminó de ganarme tras contemplar su emoción ante la sorpresa que el equipo del programa le tenía preparada por su cumpleaños. Sus lagrimas fulminaron mis malas sospechas. Paula es muy de verdad, ella misma ha reconocido en varias ocasiones que no es amor lo que siente por Omar, pero que una vez, dado el paso y sin poder salir de allí, poco puedes hacer. Hombre, Paula puede terminar con la relación, pero también comprendo que existen personas que necesitan muestras de cariño y ciertos detalles. Y es que Paula es una niña, sin subestimar su madurez, ya que la concursante ha hecho frente a duras situaciones a lo largo de su vida. Pero es cierto que no la he visto hablar mal de ninguno de sus compañeros, sí bien es cierto que sí ha manifestado su descontento con algunas actitudes de Alejandra para con ella. Piques que ayer aclararon ambas concursantes durante la fiesta que se vivió por la noche. Tendremos que esperar a las nominaciones de mañana para ver si realmente, la relación entre ambas pasa o no por el tener que nominarse.

Azahara: de relaciones públicas a reina del victimismo

Pero debo reconocer que Omar me despierta serias dudas. Hemos visto como el concursante ha dirigido varias miradas a las cámaras de la casa mientras besaba a Paula. Tampoco me ha gustado como Omar ha gestionado la información que el súper le otorgó al entrar en la casa con Vitín. El lunes por la tarde noche, anunciaba al resto de sus compañeros un bombazo que guardaba relación con que Alfredo jugara acompañándoles a él y a Vitín; y lo hizo como si de un cebo de Sálvame u otro programa del corazón se tratase. Además, Omar mintió descaradamente al afirmar que la información solamente le incumbían a él a Vitín y a Alfredo, ya que dos días antes el de Carabanchel le confesaba a Paula la verdad del vínculo que les une a él y a Alfredo. Fue después de la promoción del bombazo cuando su hermano le pidió que hablasen de ese tema en el exterior y únicamente con él. Confesión que revela que Alfredo venía sospechando desde su entrada la relación que le unía a Omar, ya que el primero no se presentó al casting y fue buscado directamente por la organización; pero bastante elegante fue tras escuchar al de carabanchel enorgullecido ante una realidad que tiene de todo menos gracia. Fue este momento, y no tanto el de las miradas a cámara en plenos arrumacos con Paula, el que me hizo reflexionar sobre los objetivos de Omar. Si a todo esto le añadimos que el concursante dejó a su ex novia cuatro días antes de entrar en Gran Hermano, las sospechas se incrementan. Cierto es que la audiencia anda muy resabiada y que en ocasiones ve alarmas donde en realidad no las hay, pues fueron tres días únicamente los que les bastaron a María José y a Jorge en la primera edición de Gran Hermano para ''enamorarse''. Quizás sea pronto para determinar la veracidad de esta relación, pero reconozco que me gustaría ver a Paula jugar sin estar acompañada de Omar, que empieza a convertirse en un lastre para ella. No voy a negar que tengo otros candidatos a la expulsión que se lo merecen mucho más que el de Carabanchel, como José, ese mexicano que no está haciendo nada para cautivarnos y que da menos juego incluso que Rubia y es que a esta última al menos la vemos cagar. Somos muchos los que vivimos este concurso a través del canal 24 horas, y me resulta complicado encontrar a José en alguna de mis conexiones.

Azahara: de relaciones públicas a reina del victimismo

Tan difícil como encontrarme a Azahara sonriendo o relacionándose con sus compañeros de una manera más profunda. La relaciones públicas, antes de elegir a Hugo como acompañante, contó en el confesionario que se había relacionado con todos sus compañeros. No se sí es que Azahara desconoce que este programa puede seguirse durante las veinticuatro horas del día, y que somos muchos los que nos tomamos al pie de la letra esta premisa. Lo cierto es, que la defensora de los animales permanece retraída en sus pensamientos, a saber cuales, en vez de mojarse y vivir a tope una experiencia con la que muchos sueñan. Al menos ha demostrado algo: su intolerancia, o al menos, le ha echado un capote, involuntariamente, a su compañero Luis, torero de profesión. Y es que este último lleva empecinado desde la semana pasada en intentar acercar posturas con Azahara, aunque sus intentos terminen en fracaso absoluto. Ella sigue erre que erre con su discurso, tan repetitivo como pesado, basado en la defensa del toro. Suele ocurrir en la vida, que aquellos abanderados de la tolerancia resultan convertirse en los más intransigentes cuando se encuentran con personas de ideas contrarias. A Azahara le está pasando un poco esto, a parte de seguir con esa estrategia de mujer sensible con conflictos internos que sin ninguna duda le otorgan un rol que ha funcionado muy bien en la historia de este concurso. Víctimas en Gran Hermano ha habido muchas, algunas han sido valientes y se han enfrentado al resto de sus compañeros imponiendo sus criterios. Ejemplos hay varios, Indhira e Iván Madrazo son algunos de ellos. Dayron y Pepe otros que fueron arrinconados pero que no se bajaron del burro manteniendo sus principios hasta el final y resultando vencedores. Pero Azahara no es de ese tipo de victimas, Azahara responde más al perfil de Ania y Sabrina, esas mujeres que se apartan voluntariamente del grupo para hacer creer a la audiencia que existe un complot en su contra formado por el resto de participantes. Evidentemente, el método le funcionará, ya que habrá gran parte de la audiencia que se lo compre; pero a estas alturas de la vida y después de tantas ediciones a mis espaldas, no seré yo uno de los que apueste por la pobre concursante con problemas de adaptación. Me resulta poco creíble que una mujer, supuestamente tolerante y relaciones publicas desde hace doce años, tenga problemas para encajar en un juego en el que ella ha decidido entrar.

Azahara: de relaciones públicas a reina del victimismo

En el mismo juego que han entrado Mayca y Loli, que a cada minuto que pasa, ellas pasean más carácter. Y es que las hermanas se han apoderado de la cocina desde el primer día. Cuando esto ocurre, pasa lo que pasa; al no haber medido las consecuencias de una responsabilidad, explotas y empiezan los chismes, ejercicio que a Mayca no se le da nada mal. La hermana separada la ha tomado con la pobre cabra: Estoy harta de encontrarme a la cabra bebiendo del vaso, yo ya no bebo de ahí ni aunque echemos lejía. A mi no me gustan los animales, y punto. Los animales son los animales y las personas somos las personas. Debería reflexionar Mayca sobre sus palabras. Lo primero, porque sí soy yo uno de sus compañeros, y veo a la andaluza probar la comida que está cocinando con una cuchara que vuelve a introducir en la olla sin haberla aclarado si quiera con agua, le suelto en la cara que la pobre cabra no tiene conocimiento y que no es culpable que las personas dejen los vasos amontonados y a su alance. Pero que ella sí puede deducir que eso de probar la comida de la cacerola con una cuchara, y volverla a meter sin fregarla en la olla cuando estas cocinando para más personas, es una autentica cerdada. Pero ella prefiere contárselo todo a Loli, su hermana. Porque al final, es la ultima la que termina hablando con el resto del grupo. Podría estar refiriéndome pues, a una metermierdas. Mayca calienta la cabeza a Loli, y esta última que ha entrado con una hermana separada que lo está pasando mal, explota y revienta.

Azahara: de relaciones públicas a reina del victimismo

Como reventados nos tiene Paco con sus clases de seducción. Sus técnicas, cada día más sorprendentes, están basadas en esa teoría que ni el mismo se cree. Lo mas gracioso de todo, es que se dirige a sus compañeros como si su teoría fuese infalible, garantizándole a todo hombre la mujer que desea. Ya ha confesado el taxista que se ha acostado con el 80 por ciento de las mujeres que conoce. Tras escuchar sus interminables y fantásticas retahílas, me hago una idea de porque ninguna se ha quedado con él.

Información relacionada

Programas

Gran Hermano

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad