Ir a FORMULATV

¿Qué esperar de 'GH17'?

Miércoles 7 de Septiembre de 2016 13:16
 

¿Qué esperar de 'GH17'?

Esto es lo que pasa cuando le pides a Inma de GH7 que rediseñe el ojo de GH.

No estoy preparado para Gran Hermano 17. Es más, no me viene bien que empiece ya mañana, qué queréis que os diga. ¿A quién se le ha ocurrido estrenar una nueva edición tan sumamente pronto? ¿No ven que la gente aún está al ralentí, demasiado postvacacional como para prestar atención y con la mente en un gaussian blur permanente que no desaparecerá hasta finales de mes? Además de eso -y de que me parece que fue ayer cuando Laura Matamoros ganó el VIP-, me toca las partes blandas el hecho de que esta noche me largo de viaje y me voy a perder la primera gala y el primer debate.

Con este panorama, ya estoy viendo que voy a coger GH17 con ganas mínimas, sentimiento que se ve agudizado por el hecho de que no sea Mercedes Milá su presentadora. A no ser que esta noche ocurra un milagro y nos digan que lo de Jorge Javier es bromi, nos vamos a tener que tragar tres meses viendo cómo el de Badalona fagocita el formato para empezar a convertirlo en otro de sus cortijos, como ya ocurrió con Supervivientes. Esto nos tendrá a muchos tan a la defensiva que vaticino que el chorreo que va a recibir mañana por Twitter va a ser mastodóntico.

Pocas cosas podrían mejorar una edición de Gran Hermano convertida (ya sin descaro alguno y con la arenga constante de Jorge Javier) en un casting eterno de aspirantes a tronista de MYHYV y de candidatos a hacerse un par de Polideluxe contando cualquier memez ocurrida una noche de fiesta durante un bolo en Picassent. Sin embargo, yo mantengo la fe en el espíritu de Gran Hermano y espero que este año el casting sea simplemente demoledor.

No pido un Gran Hermano 11 -soy consciente de que algo tan enorme como lo de ese año es imposible volver a lograr-, pero sí un casting que esté lleno de personajes memorables que nos den historias magníficas que nos hagan querer ver el 24 horas constantemente. GH16 tuvo unas dos primeras semanas intensísimas gracias al huracán Maite Galdeano (con mis amigos aún nos decimos el '¡Muere!' que le espetó aquel día a Raquel en el confe), más o menos como pasó en GH15 con el triángulo Paula - Omar - Lucía.

Pero ahora no queremos dos semanas, queremos cuatro meses frenéticos. Queremos contenido, historias que duren y que nos enganchen. Queremos odios viscerales, amores incondicionales, desamores de novela, humor descacharrante, polémicas que nos tengan en vilo. En resumen, queremos una vida en directo que nos emocione protagonizada por concursantes carismáticos.

Y también -puestos a pedir- queremos galas con contenido. Por favor, Telecinco, no monopolicéis la parrilla con galas, límites 24 horas y últimas horas. ¿No basta con cuatro horacas de gala y otras cuatro de Debate? ¿Realmente son necesarias tantas horas desde plató? ¿Es que nunca aprenderemos de las televisiones de países civilizados, donde las galas no duran más que la versión extendida de El retorno del rey?

Soy consciente de que gran parte de las cosas que pido no se cumplirán y que volveremos a estar ante una nueva edición de Gran Hermano en la que se inventan cosas sobre la marcha, en la que no dudarán en meter información del exterior para moldear el devenir de los acontecimientos y en la que Jorge Javier dará demasiadas pistas de qué está pasando fuera a los concursantes cuando conecte con la casa. Pero es Gran Hermano, queridos, y lo queremos tal como es.

Aunque, como decía al principio, no estoy preparado para que ya empiece Gran Hermano 17, tengo ganas de volver a escuchar esa sintonía, de volver a odiar irracionalmente a concursantes, de ver esos vídeos magníficos que hace el equipo de las galas, de quedar con mis amigos para atiborrarnos a cerveza y pseudocomida mientras esperamos la expulsión y ponemos a parir a todo bicho viviente.

Quizá Gran Hermano ya no sea la vida en directo y se haya convertido en otra cosa. Quizá esté avanzando cada vez más deprisa hacia una salvamización de la que puede que no haya vuelta atrás, pero sigue siendo el programa que cambió la televisión para siempre. Y aunque me joda que lo presente Jorge Javier y mañana me pierda la primera gala, siempre amaré Gran Hermano. ¿Conectamos ya con la casa, por favor?

¡Recuerda que también puedes seguir a Teuvemix en Facebook y en Twitter!

Información relacionada

Programas

Gran Hermano

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad