Ir a FORMULATV

'Mindhunter': en las mentes pertubadoras

Lunes 20 de Noviembre de 2017 10:34
 

'Mindhunter' es una joya. Una de las mejores series que se han estrenado en los últimos años, con una pareja protagonista excelente y unas conversaciones para enmarcar. Netflix ha emitido sus diez primeros capítulos con gran éxito, y esto no termina aquí, porque la serie de Joe Penhall ya ha sido renovada.

Nos situamos a finales de la década de los 70, con la figura del asesino en serie en auge, aunque ha sido algo presente durante décadas predecesoras, es ahora cuando el FBI decide intentar poner fin a las salvajadas que acontecen en diferentes lugares de Estados Unidos. Al mando está Holden Ford, interpretado por un gran Jonathan Groff ('Looking'), este joven agente del FBI especializado en conducta tiene una especie de obsesión por la mente de los asesinos, y siempre intenta ahondar en la raíz del problema que tienen estos seres para llegar a hacer algo tan bestial.

'Mindhunter': en las mentes pertubadoras

A su lado está Bill Tench, un agente más mayor, y a su vez más escéptico. Tiene más experiencia que Holder, pero su trabajo es más mecánico, sin inmiscuirse de lleno en la mente de los asesinos, y sin empatizar con ellos, algo que no lo encuentra moral, pero que a Holder le cuesta mucho menos y le ayuda a llevar a cabo su trabajo. El objetivo de las reuniones que estos dos agentes tienen con los prisioneros es evitar que se repitan en un futuro las sanguinarias acciones que ejecutan estos asesinos en serie.

Lo más atractivo de 'Mindhunter' son los diálogos, sobre todo los de los protagonistas con los asesinos. El perfil de los psicópatas cambia según la persona, algunos se muestran más agresivos, otros hasta enseñan su lado más dulce y los hay que ni se inmutan después de haber cometido una serie de crímenes repugnantes, muchos de ellos excusándose por traumas del pasado o la educación recibida. Algo que fascina a Holder, pero que le repatea al veterano Bill. Algunos de estos casos están inspirados en hechos reales. Pelos de punta.

El tándem formado por Bill y Holder es una delicia. Su relación empieza mal, Bill no está a favor de esta investigación, y Holder siempre quiere más, siempre intenta ir más lejos, algo que su colega no duda en frenar, y sus superiores también. Con la llegada de Wendy la balanza se equilibra. Anna Torv es Wendy, una mujer temperamental y muy profesional, que dirige el trabajo de la pareja protagonista, es profesora de psicología y revisa las cintas del FBI. Va a flipar con algunas técnicas de Holder, como hemos hecho todos.

'Mindhunter': en las mentes pertubadoras

El bien y el mal

Las entrevistas del FBI abren el debate y siempre están pisando la línea entre el bien y el mal. Holder usa la psicología hasta llegar al extremo, manipulando en ocasiones la respuesta de los asesinos. A Bill no le convence al principio, pero va dejando que fluya el trabajo y deposita toda la confianza en su compañero, aunque por el momento decide no pasar esa raya. Incluso pausan la grabación para poder dar rienda suelta a un vocabulario más soez, y así ganarse la confianza del preso.

En lo personal, Bill tiene una vida aparentemente normal, aunque todo indica lo contrario cuando entramos en su casa y vemos que la relación con su hijo no es muy buena. Apenas le ve, y cuando lo hace no sabe lidiar con él. El chaval es tímido, o tal vez su problema vaya más allá, puede que motivado por su pasado, es adoptado, y Bill no termina de encajarlo.

Holder es un genio en lo profesional, pero en las relaciones personales resbala. De hecho, la serie en general patina en este aspecto, ya que su novia, Debbie, es un auténtico error de guion. Personalmente no me gusta, me resulta aburrida, prescindible. Aunque Holder va aprendiendo de ella, y de la vida cotidiana en general.

'Mindhunter': en las mentes pertubadoras

A rasgos generales, Netflix ha dado en el clavo con 'Mindhunter'. Actores que dan la talla, tramas arriesgadas con conversaciones que son oro y un conjunto arriesgado, que es lo que gusta hoy en día en televisión, algo que vaya más allá de lo convencional. Todo lo relacionado con el estudio recuerda en ocasiones al inicio de 'Masters of Sex', aunque cambiaríamos el sexo por los asesinos en serie. Se agradece que no sea un procedimental, y espero que no se convierta en eso en su segunda temporada, simplemente tienen que seguir la misma senda, ya han dado con la fórmula.

Dale al Stop en Twitter e Instagram

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad