Ir a FORMULATV

'Making a Murderer': la docuserie que indignó al público

Viernes 4 de Noviembre de 2016 12:41
 

Las últimas semanas he ido descubriendo una serie que Netflix estrenó hace ya casi un año. Me refiero a 'Making a Murderer', que ni siquiera es una serie como tal, sino más bien un documental. Este espacio no cuenta con actores, todo lo que se ve en él es cien por cien real, con imágenes y audio que han ocurrido en el entorno de su protagonista, Steven Avery.

Esta especie de documental ficcionado, no debemos olvidar que la musiquita elegida en cada escena no deja de ser impostada por mucho que las imágenes sean verídicas, ha sido todo un éxito en Estados Unidos, y se ha extendido por todo el mundo de la mano de Netflix. El caso que tratan no es muy cercano para nosotros, ya que ocurre en la América profunda, donde un hombre de pueblo es encarcelado por un crimen que no ha cometido, y no se le declara inocente hasta 18 años después.

'Making a Murderer': la docuserie que indignó al público

'Making a Murderer' consigue crear una atmósfera de estupor que pocas series son capaces de crear. Las conversaciones de Steven con su familia, y las pruebas que van desvelando cada episodio mantienen al espectador fiel a la docuserie. Incluso han llegado a crear un fenómeno fan entorno al todavía encarcelando Steven Avery. Porque a pesar de salir de la prisión 18 años después, el chico fue nuevamente condenado por la muerte de una joven fotógrafa que visitó el desguace de coches en el que trabajan los Avery.

Todas las pistas apuntaron de nuevo al protagonista de la historia, que se enreda aún más cuando Steven entra por segunda vez en prisión, y parece que esta vez no hay vuelta de hoja. La docuserie se centra especialmente en esta segunda etapa, con un extraño afán por desenmascarar a los agentes que llevaron en su día el caso, y que todavía hoy siguen siendo cuestionados, algunos han perdido sus puestos de trabajo, aunque sea por razones ajenas al Caso Avery.

Cualquiera que vea 'Making a Murderer' se va a sentir en algún momento simpatizante del presunto asesino, una empatía extraña que forma parte del montaje de la serie de Netflix. Más adelante muchos también nos llegamos a preguntar si la historia está narrada de un modo tendencioso, algo muy probable, pero que no le quita el mérito al buen trabajo de las responsables del proyecto.

'Making a Murderer': la docuserie que indignó al público

Es cierto que los testimonios son mayormente de la familia de Avery, básicamente porque son los únicos que se han prestado a aparecer ante las cámaras, luchando por la libertad de Steven, antes de dejar pasar otros 18 años. El americano ya lleva más de diez años en la cárcel, a los que se suman los 18 anteriores, que se dice pronto. Todavía hay cabos sueltos en una investigación dudosa, aunque cuesta creer que todo podría estar ideado para inculpar a Steven Avery de un segundo delito mayor que no ha cometido, ¿qué ganarían con ello?

La verdadera víctima de esta historia es la familia de Teresa Halbach, la chica asesinada de la que encontraron la furgoneta que utilizaba para trabajar en el desguace de los Avery. Hay pruebas de sangre que apuntan hacia Steven, pero también han sido desmontadas por sus abogados, sobre todo después de encontrar unas cuantas pruebas de sangre alteradas.

'Making a Murderer' nos lleva a un punto en el que nuestra propia contradicción explota, sin saber qué pensar sobre el caso, o sobre la inocencia del protagonista. Diez capítulos se me hicieron demasiado largos, sobre todo en la recta final, donde todo parece que se repite, y los juicios se hacen demasiado densos. Lo peor de todo es que siguen queriendo estirar el chicle, y habrá segunda temporada con más material que tienen guardado. Me pregunto si ese material inédito traerá algo nuevo a la docuserie, de ser así no entendería porque no lo aprovecharon para la primera temporada, que en principio iba a ser la única.

'Making a Murderer': la docuserie que indignó al público

Por eso digo en el titular que 'Making a Murderer' es la serie que ha indignado al público, a partes iguales. En primer lugar, porque muchos se sintieron estafados por los agentes y las fuerzas del Estado que manipulan a sus anchas las pruebas y permiten que una persona inocente permanezca encarcelada 18 años, o más. Por otra parte, también hago referencia a la indignación que parte del público ha sentido tras verse estafado con un documental tendencioso que intenta guiar a la audiencia hacia un único sentido. Véanlo y juzguen ustedes mismos.

Dale al Stop en Twitter

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad