Ir a FORMULATV

'Madres Forzosas', tópicos de los 90 que triunfan hoy en día

Jueves 19 de Enero de 2017 09:59
 

Si la serie de Netflix no fuera una secuela o continuación de 'Padres Forzosos', seguramente la pondría a caldo, o simplemente no le hubiera dado ni una sola oportunidad. Sin embargo, la melancolía hace que sigas asomándote a la antigua casa de los Tanner, y descubrir cómo evolucionan Stephanie, Kimmy, DJ y sus respectivos descendientes.

'Madres Forzosas' es una comedia simplona que juega con los guiños al pasado, y no le va nada mal. En esta regresión a los noventa nos reencontramos con viejos conocidos de la ficción original, y se mezclan de maravilla con los nuevos rostros de 'Fuller House' (título original de la comedia). El humor blanco sigue siendo la clave, aunque las protagonistas son más desenfadadas y menos ñoñas que los "padres forzosos" de lo 90, teniendo en cuenta que siempre se les escapa algún que otro abrazo de más, y moralina por un tubo.

'Madres Forzosas', tópicos de los 90 que triunfan hoy en día

La segunda temporada ha servido para consolidar la serie, sin la necesidad de los constantes cameos de John Stamos y compañía. Siempre son bienvenidos los personajes originales, pero en ocasiones están metidos con calzador y entorpecen la evolución de las chicas. Por ejemplo, Joey no me gustaba ni cuando veía la serie de pequeño, y ahora parece que le tengo más manía todavía, sus "chistes" no me hacen gracia, me agota. En cambio, Kimmy, que podría ser su alter ego femenino, es una cómica redonda, solo verle la cara ya te saca una sonrisa, ¿dónde se había metido Andrea Barber hasta ahora?

Steph sigue los pasos de su tío Jessie, que acaba de adoptar una niña con Becky. La mediana de las Tanner ha empezado una relación con el hermano de Kimmy, Jimmy, y por el momento encajan muy bien. A pesar de todo, la entrada del chico en la serie ha sido algo forzada, pocas veces, o ninguna, ha mencionado Kimmy a su hermano que ahora no para de salir en escena. Por último, DJ sigue siendo la más floja, pero en la que se centra la mayor parte del argumento de 'Madres Forzosas'. Su indecisión entre Matt y Steve me trae sin cuidado. Sí me tuviese que decantar por uno, sería #TeamMatt. Con Steve me pasa un poco como con Joey, no le pillo el punto.

'Madres Forzosas', tópicos de los 90 que triunfan hoy en día

Nuevos personajes que cogen peso

Dejando a un lado los silbidos, aplausos y risotadas enlatadas cada vez que llega un veterano al set de 'Madres Forzosas', no podemos pasar por alto las nuevas adquisiciones del serial. En esta segunda tanda de capítulos, ha destacado Fernando, al que se le ha dado más protagonismo que en la primera temporada. El ex marido de Kimmy es una caricatura divertida del típico tío pelma pero encantador. Y es que la excéntrica mejor amiga de DJ solo podía caer en brazos de un elemento como este. Se complementan se maravilla, y él ya ha encontrado su sitio en esa casa gobernada por mujeres, lo tiene fácil, es como un niño más.

Otro gran descubrimiento es el de Max, el mediano de los niños. Es tan adorable que a muchos de los espectadores nos gustaría adoptarlo por unas horas. El repelente hijo de DJ siempre tiene respuesta para todo, y demuestra ser mucho más audaz e inteligente que su hermano mayor, y que otros miembros de la familia. Max viene a ser la Stephie de la nueva década, muy salado el crío, y ahora con novia no habrá quién le sople.

El que también tiene novia es el hijo mayor de DJ, que por fin ha conquistado a Lola. A saber cuánto les dura el idilio, pero esto pinta a 'Los Serrano', y más pronto que tarde saltarán chispas de amor entre Jackson y Ramona, lo intuyo. Algo que me produce muchísima pereza, porque además tiene más gancho el pequeño Tommy que Jackson.

'Madres Forzosas', tópicos de los 90 que triunfan hoy en día

Netflix ha renovado la comedia por una tercera temporada, y se lo merecen por lo bien que han seguido adaptando todo el argumento, sin perder las raíces de 'Padres Forzosos', y evolucionando como 'Madres Forzosas'. Es de esas series que no pasarán a la historia, pero te entretienen y hacen que te olvides durante media hora de los problemas. Por contra, chirrían los comentarios sexistas que no paran de pronunciar a lo largo de cada episodio, eso es algo en lo que la sociedad está avanzando, o al menos las comedias que suelo ver no van al chiste fácil de la guerra de sexos, ni sacan a relucir las carcajadas enlatadas cuando dos chicos se abrazan. Tienen mucho que pulir, pero van por buen camino.

Dale al Stop en Twitter

Información relacionada

Series

Madres forzosas

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad