Ir a FORMULATV

'La que se avecina': una máquina de personajazos

Miércoles 14 de Diciembre de 2016 12:42
 

Telecinco decidió alargar la novena temporada de su serie estrella a última hora. Cuando ya estaba todo listo para empezar a rodar la décima etapa de la comedia, Mediaset encargó tres episodios adicionales para el final, algo que los guionistas de 'La que se avecina' han sabido aprovechar, y han logrado salir del paso con la cabeza alta. Y con tramas que quedarán para el recuerdo, como la estancia en Villazarcillo o la convivencia de Fermín con la familia de Menchu.

A falta de un episodio, el de Navidad, para cerrar la temporada, 'La que se avecina' se ha consolidado, por enésima vez, demostrando que hace un humor ácido y reconocible. Los detractores siguen atacando a la comedia, sin distinguir que los comentarios de Antonio Recio no son un modelo a seguir, o que la actitud sexista de Amador o Judith no son ejemplares. Se trata de ficción, y copiar a este tipo de personajes en tu vida real es tu propia responsabilidad, o la de los padres que permiten que a ciertas edades se vean ciertos programas. En general, la esencia de la serie está en sus personajes, incluso los episódicos atrapan, aunque siempre hay excepciones.

'La que se avecina': una máquina de personajazos

Amarga despedida de Judith

Cristina Castaño no volverá, al menos de momento. Los guionistas han saldado su trama con un viaje lleno de cromas cutres, a los que nos tienen malacostumbrados) a Ibiza, protagonizado por Enrique, su inseparable grano en el culo Antonio, y el pianista loco. Hace ilusión que al menos se dignen a cerrar el ciclo de Judith y le dediquen un final, algo que desgraciadamente no es habitual en las series cuando un personaje se marcha de golpe. Tal vez haya sido algo atropellado, pero no lo han debido tener fácil, sin la colaboración de la actriz.

El personaje de Enrique se queda cojo sin la pelirroja, ahora que parecía que todo podría funcionar, a la psicóloga le da otro de sus arrebatos y planta al padre de su hijo. No es la única que huye, Araceli no parece que vaya a volver a corto plazo. Las idas y venidas de Isabel Ordaz están estropeando a este personaje, que fue muy bueno en su momento, pero últimamente no encuentra su sitio. Quizás sea buen momento para rescatar a Veronica Forqué, y liar a Enrique con la que fuera alcaldesa corrupta.

Bruno también se queda sin su "equilibrio", Judith le servía, incomprensiblemente, para superar sus crisis, y parece que ahora se debe buscar otro apoyo. El pianista podría haber sido un buen personaje irregular o episódico, pero no tiene suficiente chispa como para aparecer en prácticamente todos los capítulos. Luis Merlo se ha encontrado con gran competencia en Montepinar, veremos si evoluciona en la décima temporada, o se estanca como ocurrió con otros.

'La que se avecina': una máquina de personajazos

Nueva savia que siempre sienta bien

Miren Ibarguren y Loles León han sido la sorpresa del año. Además, hemos visitado a su familia en dos ocasiones, y son carne de spin-off. Yoli fue explosiva desde el primer momento, poniendo patas arriba la vida de Amador, pero después de conocer a la madre, la hija se nos ha quedado corta. El terremoto Menchu es una versión ficticia de Maite Galdeano ('GH 16'), y como espectador es una joya. Su marido ninguneado y su hijo pajillero hacen también que esta familia disfuncional haga las delicias del espectador que busca pasar un buen rato con lo más histriónico de cada hogar, y en 'La que se avecina' lo consiguen.

Amador volverá a caer en las garras de Yoli, es un "ni contigo ni sin ti", más o menos como le pasa con Maite, pero ahora se le duplica el trabajo. Menchu, en cambio, se ha fijado en Fermín, un hombre necesitado de amor que acepta a cualquiera a la primera de cambio, incluso formó una especie de matrimonio con Vicente, al que ha dejado plantado. Fermín es uno de esos personajes que crece sin parar, engancha, y no sólo es gracias al guion, Fernando Tejero ha demostrado que no está encasillado, y ha logrado superar al portero de 'ANHQV', perdonen las comparaciones.

Por su parte, Maite también ha conocido un chico nuevo, que parece que va a continuar en la próxima temporada, aunque espero que no sea regular. Se trata del pintor bohemio al que no se le entiende cuando habla. Fue divertido ver a Maite metida en una relación que no va nada con ella, la desesperación le lleva a aceptar un estilo de vida que en otras circunstancias rechazaría. Dudo si se podrá seguir estirando, y manteniendo el interés, con un personaje tan aburrido como el artista hippy. Realmente, lo mejor de Maite el último año ha sido su relación con la Chusa, forman un tándem brillante, y se complementan de maravilla. Paz Padilla está sorprendiendo mucho con este personaje, que siempre que abre la boca sube el pan.

'La que se avecina': una máquina de personajazos

¿La historia se repite?

Por otra parte, no veo necesario que Berta y Coque se vuelvan a liar, fue un idilio que se alargó demasiado hace ya años, y está superado. Supongo que si lo rescatan será para darle una vuelta de tuerca, tal vez algo consentido por Antonio, que siempre es tan imprevisible. Lo que menos me gustaría de todo es el protagonismo que volvería a adquirir Coque, que está muy bien en la posición actual. Puestos a dar minutos extra en pantalla me decantaría por la desaprovechada Nines, que tuvo su momento en la segunda temporada y desde entonces no es más que una figurante.

En este sentido, Raquel ha tenido más protagonismo en los dos últimos episodios que en las nueve temporadas juntas. La marcha de Judith está haciendo que la rubia tome peso en la comedia, y aunque de vis cómica anda justita, le han puesto en situaciones que van con ella y que no chirrían. Como en Villazarcillo también da para spin-off huyendo del tonto del pueblo o siendo víctima de las miradas lascivas de Teo.

La historia de Teo con Alba es uno de los revulsivos de 'La que se avecina'. La hija de los Recio es un gran personaje, y Teo tampoco se queda atrás, tanto en las escenas con su familia política, como en los momentos que comparte con Amador. Está por ver si la pareja continúa con la misma fuerza cuando Alba tenga el "juju" listo. Tal y como se presentan los celos de una y los comentarios del otro, todo apunta a que se avecina una crisis de pareja.

'La que se avecina': una máquina de personajazos

Por último, mención especial para la verdadera revelación de los últimos años, Fina. Esta mujer ha revolucionado el vecindario, no se calla nada y es tan hábil con la lengua como con las piernas. Además, sus amistades con Amador, Vicente o Yoli son un contrapunto extraordinario. Esta especie de bipolaridad que deben sufrir los vecinos de Montepinar hace las delicias de los espectadores.

Ahora que Vicente se ha vuelto a quedar solo, puede que encuentre compañía y consuelo en Fina, y así deje algo de tranquilidad a Lola y Javi, que están sorprendentemente estables. No les vendría nada bien el regreso de Estela, algo poco probable si atendemos a las últimas declaraciones de Antonia San Juan, pero no debemos perder la esperanza, aunque no será por personajes bomba en esta serie.

Dale al Stop en Twitter

Información relacionada

Series

La que se avecina

 

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Si quieres conocer un nuevo punto de vista sobre las series o películas actuales y del pasado este es el blog que buscas. Desde 'Dale al Stop' se analizarán diferentes capítulos, series o personajes. Nada será indiferente
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad