Ir a FORMULATV

Capítulo 14: "El dragón alado y la princesa en la torre de cristal"

Miércoles 31 de Marzo de 2010 14:12
 

-Phoebe: ¿Qué pasa, Helen? ¡Aaaaaaaaaahhhh!

-Tánatos: ¿También quieres que acabe con tu inútil vida?

-Phoebe: No… ¡Nooooooooooooooo!

Phoebe alzó sus brazos y de ellos salieron descargas eléctricas que impactaron en el pecho de Tánatos, pero no le hicieron nada.

-Tánatos: Cosquillas…

-Henry: ¡Microondas!

Mágicamente, el microondas impactó sobre Tánatos. No le hizo mucho daño, pero la aturdió durante un momento.

-Tánatos: Me hacéis perder mi valioso tiempo…

De un pestañeo, Tánatos despareció. Phoebe y Henry se acercaron al cuerpo sin vida de Helen.

-Phoebe: (entre lágrimas)… parece… dormida.

-Henry: (entre sollozos) ¡Noooooo! ¡Mi Helen, no!

En ese momento, Henry lo vio todo claro. Ya nada volvería a ser como antes. Todo lo que había en su vida se había contaminado por culpa de la magia, y sentía su presencia como un estorbo. Ya nada le ataba a ese lugar lleno de muerte. Henry corrió a su habitación, cogió una mochila grande y metió toda la ropa que pudo. Se acercó a la habitación de Rachel y le dejo una nota en el escritorio. Entonces, bajó hasta el garaje y sacó la vieja moto que su padre le regaló con 16 años y se marchó sin mirar atrás.

En San Francisco, días después del funeral, Paige ayudaba a Piper a hacer la cena mientras Leo arreglaba el fregadero.

-Paige: Te agradezco que me dejes quedarme aquí esta semana. (Aguantando las lágrimas) Desde lo de... Helen y la desaparición de Henry Jr, las cosas entre Henry y yo no van demasiado bien.

-Piper: No tienes que darme las gracias, esta también es tu casa. Puedes quedarte el tiempo que quieras.

-Leo: Aquí siempre serás bien recibida.

-Paige: Os lo agradezco. Lo cierto es que necesitaba salir de casa, estaba a punto de volverme loca.

En ese momento, alguien llamó al timbre.

-Leo: Piper, llaman al timbre.

-Piper: ¡¿Acaso crees que estoy sorda?! (dijo algo enervada) Paige, tengo que vigilar el soufflé. ¿Puedes abrir, por favor?

-Paige: Enseguida voy.

Paige se acercó a la entrada y abrió la puerta.

-Paige: ¿Quiere algo?

-Prue: ¡Oh, perdone! Pensaba que... Estoy buscando a las hermanas Halliwell.

2 meses después…

En Chicago, la normalidad (o lo más cercano a ella) regresaba a la mansión Halliwell. Estaba amaneciendo y empezaba a hacer calor. Jared comenzaba a desperezarse y se acercó al lado de la cama ocupado por Melinda. La observó en silencio mientras dormía.

-Melinda: Te he dicho que me pone nerviosa que me mires mientras duermo (dijo sonriendo)

-Jared: (mientras le besaba en el cuello) Ya... lo sé... pero estás preciosa... mientras duermes.

-Melinda: ¡Oh, por favor! (dijo riéndose) ¡Vas a hacer que me ponga más nerviosa de lo que ya estoy!

-Jared: ¿Nerviosa?

-Melinda: En pánico (le aclaró) La inauguración del P3 es esta noche.

-Jared: Conozco una forma para quitarte el estrés (dijo sonriendo mientras arqueaba las cejas)

-Melinda: ¡¡¡Jared!!! (dijo sonrojada) ¿Y si nos oyen?

-Jared: No pareció importarte mucho anoche. ¡¡Groaw!!

-Melinda: ¡¡Jajaja!!

Jared se abalanzó sobre Melinda mientras se tapaban con las sábanas.

En el cielo, Wyatt esperaba para reunirse con los mayores.

-Maggie: Wyatt, puedes pasar. El Mayor te está esperando.

-Wyatt: Muchas gracias, Maggie.

Wyatt se dispuso a cruzar una puerta blanca y con una luz cegadora.

-Mayor Heskins: Buenos días, señor Halliwell.

-Wyatt: Mayor Heskins (dijo mientras reverenciaba)

-Mayor Heskins: El cuórum de Mayores ha deliberado, y he de decirle que se lo advertí. Hace un año tuvimos usted y yo una conversación tras la recuperación de poderes de su familia. Le aconsejé que sería conveniente que un luz blanca experimentado se ocupara de atender a su familia. Usted sin embargo consideró que estaba preparado para tener a su cargo a su familia, a 7 brujos novatos más uno de dudosa valía.

-Wyatt: Señor, yo...

-Mayor Heskins: Por favor, no me interrumpa. Los recientes acontecimientos no han hecho más que confirmar su incompetencia. Ha actuado de forma poco ortodoxa y no ha sabido asesorar a sus protegidos para que desarrollen su potencial. Y como resultado, una bruja ha sido asesinada, otra ha sido poseída por uno de los demonios más mortíferos que han pisado la faz de la Tierra y otro ha desaparecido del mapa. ¿Entiende la gravedad de los hechos?

-Wyatt: Lamento no haber estado a la altura de lo que se esperaba de mi.

-Mayor Heskins: Los recientes hechos no han hecho más que confirmar nuestras sospechas de que necesitan un nuevo luz blanca, que les será presentado en breve. Sin embargo, la inmensa mayoria del cuórum considera que las acciones merecen un castigo.

-Wyatt: ¿Castigo? (dijo soprendido) ¡Por favor Mayor Heskins, soy el único que merece ser castigado!

-Mayor Heskins: Muy noble por su parte. Ciertamente, usted es el único que merece dicho castigo. El cuórum considera que no merece los poderes de luz blanca. Así pues, le serán retirados hasta que consideremos que es digno de recuperarlos. (Alzó sus manos y el cuerpo de Wyatt brilló)

-Wyatt: Lo... lo siento (dijo avergonzado)

-Mayor Heskins: Considérelo como una suspensión temporal, hijo (dijo mientras le guiñaba un ojo) Espero verle pronto.

Antes de que Wyatt pudiera responder, ya se encontraba sentado en la silla de su despacho de Austin&Becker.

En un bar de mala muerte en medio de la nada...

-Sr. Tork: ¡Matt! ¡¡¡Maaaaaatt!!! (dijo con la cara llena de ira)

-Henry: (Se acercó corriendo) ¡Si, señor Tork!

-Sr. Tork: ¡Pequeño y estúpido Matty! (dijo al tiempo que le arreaba una buena colleja) ¡Es la cuarta vez que conectas el sifón de la cerveza al desagüe, y la segunda vez hoy! ¡Dime por qué no te despido!

-Henry: ¿Por qué nadie más quiere trabajar aquí, aparte de que ahora vienen el doble de mujeres? (se cubrió con las manos tras decirlo)

-Sr. Tork: Cierto, pequeña sabandija. Ahora, ¡haz algo de provecho y atiende a aquel del fondo de la barra!

Henry se acercó al joven que estaba al fondo

-Henry: ¡Hola colega! (dijo mientras chocaban la mano) ¿Lo de siempre?

-James: Eso seguro (dijo con una sonrisa extraña)

En San Francisco, Prue lloraba en silencio en el jardín de la mansión. Oyó a Piper llegar con una taza de té, y se limpió rápidamente las lágrimas.

-Prue: ¡Hola Piper! ¿Ya te has levantado?

-Piper: Hace horas. Te he visto y he pensado que querrías tomar un té.

-Prue: Gracias, ¡cómo me cuidas!

-Piper: Las hermanas mayores están para eso ( se puso a reir a carcajadas)

-Prue: Supongo que sí... (dijo susurrando)

-Piper: Tengo que hacer la compra. ¿No te importa quedarte sola aquí, en la casa?

-Prue: ... ¡Oh, claro!

Piper le dio un beso de despedida y se marchó con el viejo Jeep. Entonces Prue volvió a llorar y a sentirse desgraciada. No hacía más que pensar que ése no era su mundo y que prefería estar muerta. Estaba muy deprimida. En ese momento, alguien se acercó...

-Doctor: ¡¡¡Pagarás por lo que le hiciste a mi padre, bruja!!! (dijo mientras le apuntaba con un revólver)

Prue entonces se levantó y cerró los ojos. Por fin sería libre. Oyó un disparo y esperó a que impactara. Pero nada. Abrió los ojos y vio al doctor con el revólver, pero no se movía. A decir verdad, nada se movía, ni siquiera los árboles. Entonces se percató de la pequeña bala suspendida en el aire.

-Prue: Pero ¿qué?

-Andy: No te asustes.

-Prue: ¡¡Andy!! (corrió y le dio un fuerte abrazo) ¿Pero qué haces aquí?

-Andy: Los mayores pensaron que sería mejor alguien conocido para la transición.

-Prue: ¿Transición? (preguntó confundida) ¿Qué transición?

-Andy: Todas tus dudas serán resueltas a su debido tiempo. Acompáñame (dijo mientras le ofrecía la mano)

Prue le cogió la mano y entonces desaparecieron entre luces blancas.

En el P3, Melinda estaba atacada de lo nervios.

Melinda: ¡¡¿CÓMO QUE COPAS DE CHAMPAGNE?!! ¡¡¿Acaso piensa que esto es el Ritz?!! (dijo completamente neurótica)

Repartidor: Lo... lo siento. Es lo lo que popone en el fofoformulario (dijo aterrado mientras se lo enseñaba)

Melinda: (completamente roja de ira) ¡¡¡¡¡CHRIS PERRY HALLIWELL VEN AQUÍ AHORA MISMO!!!!!

Jared: Pobre Chris, la que le espera.

Patricia: ¡Está loca! (dijo entre risas) No sé cómo te puede gustar...

Jared: En el fondo es parte de su encanto.

Melinda: ... ¡¡Y para una cosa que te pido vas y pides copas en vez de vasos de tubo!!

Chris: ¡¡¡Lo siento, he debido confundir este uno con un siete!!! (dijo aterrorizado)

Melinda: ¡¡¡MALDITO MANAZAS!!! (le robó la carpeta al repartidor y empezó a atizar a Chris con ella)

Jared: ¡Uy eso tiene que doler! (dijo haciendo una mueca de dolor) Está más arisca de lo normal, la inauguración la tiene un poquito exaltada...

Patricia: ¡¿Un poquito?! (dijo mirándole sorprendida) Menos mal que Phoebe se ha ido de vacaciones a Nueva York, y Rachel... bueno, espero que por lo menos hoy salga de casa para la inauguración...

Melinda: ¡¡¡¡YIIIIIIIII!!!! (movió accidentalmente las manos e hizo explotar la lámpara sobre su cabeza)

En Nueva York, Phoebe estaba completamente fascinada con lo que veía. Museos, edificios históricos y, sobre todo, muchas tiendas. Phoebe estaba tan embobada que cruzó la calle sin mirar. Un coche estaba a punto de atropellarla, suerte que un joven la apartó a tiempo.

-Joven: ¿Estás bien?

-Phoebe: ¡Ay! Sí, gracias... (le echó un vistazo de arriba abajo) ¡Guau!

-Joven: (sonriendo, le tendió la mano) Me llamo Owen, Owen Hunt.

-Phoebe: (sonrojada, se la estrechó) Phoebe Halliwell.

-Owen: Caminar por Nueva York es todo un peligro, ¿no? (dijo entre risas)

-Phoebe: Muy cierto.

-Owen: ¿Podría... invitarte a un café?

-Phoebe: Cla ¡Claro! (dijo completamente embobada)

Phoebe y Owen se sentaron en una cafetería y comenzaron a charlar. Estuvieron cerca de una hora conversando.

-Phoebe: ... y en definitiva, ese es el motivo por el que he venido aquí unos días.

-Owen: ¡Vaya! Una prima fallecida, otra enferma y otro desaparecido. ¡Lo siento mucho! (dijo con el semblante serio) Entiendo que quieras un cambio en tu vida.

-Phoebe: ( susurrando) Pero entre tú y yo, me he largado porque mi otra prima va a inaugurar hoy su club y está totalmente desquiciada.

-Owen: Oh, sabia elección.

Mientras tanto, Prue y Andy llegaron al hall de la mansión Halliwell, en San Francisco.

-Prue: ¿Qué significa esto? (dijo enfadada)

-Andy: Espera un momento...

-Prue(del pasado): Sé que todo esto suena increíble, pero no lo hace menos cierto. Usted es un sanador. Hace el bien, o ha salvado demasiadas vidas, o está a punto de salvar una que ellos no quieren que salve.

-Dr. Griffiths(del pasado): ¿Ellos?

-Prue(del pasado): Sí, demonios. Concretamente Shax, el asesino de la fuente

-Dr. Griffiths(del pasado): Entiendo, ¡esto es una broma! ¿verdad? ¿Dónde está la cámara oculta? ¡Os ha contratado mi segunda esposa, es muy de su estilo!

-Prue(del pasado): Eh Dr. Griffiths, escúcheme. Esto es de todo menos...

-Piper(del pasado): ¿Qué?

-Prue(del pasado): No sé, he sentido un escalofrío. ¡¡Phoebe!! ¿Phoebe, estás ahí?

-Prue: Esta parte ya la conozco muy bien...

En ese momento, Shax entró por la puerta.

-Prue(del pasado): ¡¡Phoebe dónde estás!! (les empujó y les tiró por los aires)

-Dr. Griffiths(del pasado): ¡Dios santo!

-Prue(del pasado): ¡¡¡No!!! (la Prue del pasado le empujó y recibió el impacto de la bola de energía)

Piper también recibió una bola de energía y cayó a su lado.

-Dr. Griffiths(del pasado): ¡¿Qué eres tú?!

-Shax: El fin...

Shax le lanzó una bola de energía que le mandó sobre la mesa del salón. Entonces, Shax salió de la casa, rompiendo los cristales de las puertas de entrada.

-Prue: ¿Esto es lo que los ancianos quería mostrarme? (dijo enfurecida) ¿Mi muerte en diferido?

-Andy: Aun falta algo por ver...

Entonces, alguien llegó orbitando.

-Andy(del pasado): Mi querida Prue (dijo con tristeza en su mirada) Espero que tengan razón...

El Andy del pasado sacó una urna. El cuerpo de Prue comenzó a brillar y la urna absorbió la luz.

-Andy(del pasado): Espero verte en unos años (dijo tras besar la urna)

Prue se había quedado boquiabierta. Se sentía defraudada y traicionada por Andy.

-Prue: ¡¡¡¡Tú!!!! (dijo enfurecida mientras señalaba a Andy) ¡¿Cómo te atreviste a separarme de mis hermanas?! ¡¡Te odio!!

-Andy: ¡Era necesario! (dijo mientras esquivaba los golpes de Prue) Estabas condenada. Tu nombre estaba en la lista de la muerte desde hacía semanas. Era una muerte inevitable. Pero los mayores consideraban que era una pérdida inaceptable.

Prue comenzó a llorar, pero rechazó el abrazo de Andy.

En medio de la nada, en el bar, Henry estaba limpiando unos vasos mientras charlaba con James.

-Reportera: ... Aquí, en lo que queda de Phoenix, las labores humanitarias continúan mientras un equipo de investigadores sigue determinando las causas de la catástrofe. El informe oficial de las autoridades es que hasta el momento no han encontrado causas aparentes del suceso ocurrido hace ya más de dos meses...

-James: El mundo está loco, ¿no crees, Matt?

-Henry: A veces ocurren cosas horribles que no podemos explicar.

-James: He visto muchas cosas en mi vida (dijo mientras se terminaba su whiskey doble) y te aseguro que todas tenían su explicación.

-Henry: Sí, bueno (reconoció) Pero de todas formas no creo que nadie lo pudiera haber evitado...

-James: ¿Y si pudieras evitarlo? ¿Y si tuvieras la capacidad de solucionar todas esas cosas "horribles" que dices?

-Henry: qu ¿Qué?

En ese momento, un demonio de bajo nivel apareció en el bar lanzando bolas de energía por todo lados...

-Demonio: ¡Tú! (dijo señalando a Henry) ¡Escoria Halliwell, en nombre de Arazot muere!

El demonio le lanzó una bola de energía, pero Henry orbitó a tiempo para esquivarla. Cuando reapareció, el demonio le lanzó otra. Henry esta vez estaba dispuesto a contraatacar, pero James se le adelantó y con un movimiento de manos le devolvió la bola y destruyó al demonio, aunque James cayó al suelo.

-Henry: (tendiéndole la mano para levantarse) Así que también eres brujo...

-James: ¡Aagh! (le cogió la mano y se levantó) ... Pues sí.

-Henry: Vamos fuera. Tú y yo tenemos que hablar.

Henry y James salieron del bar y se pusieron a hablar.

-Henry: (sujetando a James por la camisa) ¿Quién te envía? ¿Rachel? ¿Melinda? ¿Wyatt?

-James: (apartándose de Henry) Lo siento, pero no conozco a ninguno de los que me hablas. Aunque quizás deberías ser tú el que se explique. Cuéntame tu historia, "Matt", si es que te llamas así...

Henry le contó todo sobre su "vida mágica". Entonces, le pidió lo mismo a James.

-James: Mi historia no es muy larga (dijo sonriendo) Soy brujo, vivía con mi familia, Arazot les mató y ahora busco venganza. Punto.

-Henry: ¡Oh, vaya! (dijo sorprendido) Lo siento.

-James: No hace falta. ¿Qué, te apuntas? (dijo frotándose las manos)

-Henry: ¿Cómo?

-James: He visto que tienes un gran poder. Juntos podremos derrotarle.

-Henry: Arazot es indestructible. Aun así, he renunciado a la magia.

-James: Le sobrevaloras. Y he de decirte que nunca te dejará en paz hasta que le destruyamos. Te encontrará por mucho que te escondas. ¿Qué me dices?

-Henry: Supongo que no tengo elección (le estrechó la mano)

-James: Muy bien (dijo con una sonrisa siniestra)

Mientras tanto, Prue y Andy aparecieron en el inframundo, frente a Alison, Tánatos y Arazot.

-Prue: Supongo que ellos no son reales, o ya estaríamos muertos.

-Andy: Sin embargo, tienen algo que contar y que es vital para que lo entiendas.

-Alison: Ahora debemos pronunciar el hechizo...

Los tres unieron sus manos y formaron un círculo alrededor del caldero.

-Todos: ¡Proteus ef agui nos pye erd num! ¡Njacari ot saf! ¡Proteus ef agui nos pye erd num! ¡Njacari ot saf! ¡PROTEUS EF AGUI NOS PYE ERD NUM! ¡NJACARI OT SAF!

El caldero comenzó a emanar vapores violáceos. Arazot metió la mano en él y a continuación la puso en el vientre de Tánatos.

-Arazot: ¡Es hora de volver al mundo, Proteo!

El vientre de Tánatos comenzó a hincharse y revolverse. A continuación, volvió a deshincharse, pero esta vez Tánatos se revolvió y de su cuerpo salió un rayo de luz en dirección vertical. La estancia se iluminó, y cuando la luz desapareció, Prue y Andy estaban de nuevo en el jardín de la casa de Piper, frente al doctor y con la bala esperando paralizada entre los dos.

-Prue: Entiendo lo de que los mayores preservaran mi alma, sin embargo, no acabo de comprender lo que he visto.

-Andy: Los mayores consideraban tu muerte como una pérdida inadmisible, por lo que fuiste elegida.

-Prue: ¿Elegida? (dijo desconcertada)

-Andy: La reaparición de Arazot, el nacimiento de Proteo... todo fue profetizado hace siglos. El nacimiento de Proteo exigía un sacrificio por parte del mal, por eso fuiste elegida como encarnación de dicho sacrificio.

-Prue: ¿Sacrificio?

-Andy: Así es. La vida que requería a cambio el conjuro de Arazot era la resurrección de un alma buena. Tú has sido elegida porque en los próximos tiempos de penuria serás una figura indispensable.

-Prue: ¿Sólo he vuelto para hacerle de nuevo el trabajo sucio a los mayores? (dijo indignada)

-Andy: (sonriendo) A cambio, recibirás una nueva vida. Una nueva oportunidad para ser feliz. Tu destino está de nuevo en tus manos, Prue. (Mirando al doctor) El resto es cosa tuya.

-Prue: ¿Volveré a verte?

-Andy: ¡Jajaja! No creo que sea posible...

-Prue: Entonces, ¡déjame recordar este momento!

Prue se abalanzó sobre Andy y comenzaron a besarse apasionadamente. Entonces, Andy orbitó y dejó a Prue sola ante el doctor. Prue abrió los ojos, y el tiempo volvió a correr. Prue usó su telekinesis para mandar la bala hacia arriba.

-Doctor: ¡¿Qué has hecho, bruja?! (dijo entre aterrado y enfurecido)

-Prue: ¡Yo no le maté! ¡Intenté salvarle!

-Doctor: ¡¡¡No me engañaras, bruja!!! (dijo gritando) ¡Tú mataste a mi padre, y recibirás seis balas en el corazón a modo de venganza!

El doctor volvió a alzar el revólver con intención de disparar. Justo cuando iba a apretar el gatillo, Prue sintió un escalofrío por su cuerpo. Una Prue astral apareció tras el doctor y le dio una palmada en el hombro.

-Doctor: Pero ¿qué? (balbuceó)

-Prue astral: Se acabó.

La Prue astral le dio un puñetazo al doctor, dejándole noqueado. Prue miró a la Prue astral, y la Prue astral sonrió.

-Prue astral: Hoy es el comienzo.

-Prue: ¿De qué?

-Prue astral: De tu vida.

La Prue astral desapareció, dejando a Prue boquiabierta.

En el inframundo, Alison y Tánatos conversaban cerca del trono.

-Tánatos: Hermosa maledicencia, tus palabras revolotean a mi alrededor pero no tienen ningún sentido para mí.

-Alison: Madre, la situación es seria (dijo con cara de preocupación) Nuestro control sobre él está flaqueando. Padre no quiere verlo, y pensaba que tal vez tú...

-Tánatos: Indigna mocosa, ¿pensabas que iba a convencer al señor del mal para que destruya a nuestra hermosa creación definitiva?

En ese momento, Henry llegó orbitando con James a su lado.

-Tánatos: ¡Qué grata sorpresa! Dos ratoncitos se ha colado en la casita de chocolate (dijo con un gesto perturbador)

-Henry: Me da igual lo que digas, Alice. Vengo a por Arazot y estoy dispuesto a matarte si es necesario.

-Tánatos: Pequeña alimaña, no tienes garras para arañar a tu amo.

-Henry: ¡Roca! (una gran roca orbitó y se estrelló contra Tánatos) No te atrevas a enfadar a un Mitchell.

Tánatos se dirigió al trono y se sentó.

-Tánatos: Bendito cateto (dijo mientras alzaba las manos y las paredes se recubrían de hielo) eres débil y manipulable.

Alison se dirigió a atacar a Henry, pero James la lanzó por los aires y la dejó inconsciente.

-James: Tu hija es previsible.

-Tánatos: (mientras aplaude) Acabas de ganar el concurso de insensatos (Tánatos desapareció. Reapareció detrás de Henry y le sujetó por el cuello) ¿Acaso creías que este espécimen iba a servirte para matar al dueño de la oscuridad?

-James: No. Pero en caso de perder, le quitaría sus poderes (dijo malévolamente)

-Tánatos: Serías un perfecto esbirro de Arazot.

-James: Ya ves, prefiero que se inclinen ante mí.

-Henry: (agarrándose el cuello) ¡Me has utilizado! (gritó enfadado)

-James: Qué quieres, yo soy un demonio y tú un pardillo. ¿Te gustó el numerito del bar?

-Henry: ¡¿Fuiste tú?! (dijo sorprendido)

-Tánatos: Me sorprendes. ¿Tú, montando un plan ingenioso?

-James: (sorprendido) Bueno, yo también tengo "esbirros" dispuestos a morir por mí.

-Henry: Creía que eras mi amigo, algo bueno después de que mi familia se olvidara de mí.

-James: ¡Oh, sí! Creo que no te han encontrado porque he interferido su señal. Pobrecitos, preocupados por ti y buscándote día y noche. Sobre todo tu preciosa hermanita (dijo riéndose) La mataré lentamente.

-Henry: ¡¡Cabrón!! (se le acercó corriendo para pegarle, pero James le lanzó despedido contra la pared)

-James: Hora de reunirse con tu hermanita muerta. No es nada personal, es que necesito tus poderes.

James se acercó a Henry con una sonrisa diabólica, pero Tánatos le paró y le agarró por el cuello.

-Tánatos: ¡No consentiré que obtengas el poder para derrotar al señor del mal! (Mirando a Henry) Desaparece de aquí, escoria Halliwell, antes de que me arrepienta y te mate yo misma.

En Nueva York, Phoebe y Owen se estaban despidiendo.

-Owen: Ha sido un verdadero placer conocerte.

-Phoebe: Para mi también (dijo sonrojada) ¡Llámame si pasas por San Francisco!

-Owen: ¡Claro! Me encantará (le besó en la mejilla)

Phoebe vio marcharse a Owen suspirando y continuó caminando. Estaba muy contenta por su viaje, pero de repente tuvo una premonición. El cielo estaba completamente negro y todo estaba derruido. Ante Phoebe estaba ella misma, con la misma ropa que llevaba aquel día aunque rota y deshilachada. Estaba completamente llena de polvo y sangre.

-Phoebe premonitoria: El fin ya no está lejos... (dijo completamente ida) No querrás permanecer aquí.

Phoebe volvió en sí de su premonición, y entonces lo vio: al fondo, a lo lejos, estaba Proteo.

-Proteo: El fin ya no está lejos...

Proteo comenzó a concentrar su energía en una inmensa esfera y se dispuso a lanzarla.

-Phoebe: ¡¡¡NOOOO!!!

Phoebe comenzó a cargarse de energía eléctrica y lanzó su ráfaga eléctrica para frenar la bola de Proteo. Sin embargo, no tenía poder suficiente para esquivarla. Phoebe cerró los ojos esperando el fatal destino, pero...

... En ese momento, Owen llegó corriendo y agarrando a Phoebe del brazo orbitó fuera de la ciudad. Cuando Phoebe abrió los ojos, se encontraba en el despacho del P3. Frente a ella estaba Owen preocupado.

-Owen: ¿Estás bien?

-Phoebe: No... no lo entiendo...

-Owen: He sentido que estabas en peligro y te he orbitado hasta el P3.

-Phoebe: ¿Orbitar? (dijo mirándole desconcertada)

-Owen: Siento haberte mentido, pero tenía ganas de conocerte fuera del ambiente laboral (dijo sonriente)

-Phoebe: ¿Ambiente laboral? Creo que no te sigo...

-Owen: Bueno, me llamo Owen Hunt y voy a ser vuestro nuevo luz blanca.

-Phoebe: (siguiendo desconcertada) Ah, vale.

-Owen: Seguro que tienes muchas preguntas...

En la casa de Piper, Prue estaba en su cuarto preparando su maleta. En ese momento, Piper entró.

-Piper: ¿Te marchas?

-Prue: Si

-Piper: ¿Por qué? (preguntó decepcionada)

-Prue: Reconozcámoslo, aquí ya no hay nada de mi vida. Ya es hora de que encuentre un nuevo camino.

-Piper: ¿Y qué vas a hacer? ¿A dónde vas a ir?

-Prue: He llamado hace un rato a Chris. Me ha dicho que tiene una cama libre y que puedo mudarme cuando quiera. Vendrá enseguida.

-Piper: En ese caso, necesitarás esto (le dio una carpeta con documentos)

-Prue: ¿Qué es?

-Piper: Documentación, registros de nacimiento, títulos de estudios, ... Todo lo que vayas a necesitar para llevar una vida normal.

-Prue: Es... ¡es fantástico!

-Piper: ¡A estas manitas se les da muy bien el pirateo mágico! Espero que no te moleste que tu hermana pequeña ahora sea tu madre...

Prue abrazó fuertemente a Piper.

-Prue: Sabes que te quiero (le dio un beso en la frente) Lo sabes, ¿no?

-Piper: Lo sé. Yo también a ti (dijo sonriente) Prudence Halliwell, ¡ni la muerte puede con ella!

-Prue: ¡Qué puedo decir, aun no me he cansado de patearle el culo a los demonios! (dijo entre risas)

-Piper: Te echaremos de menos por aquí, sobre todo Paige... Aun tiene mucho que conocer de ti.

-Prue: Te prometo que los cuidaré, con mi vida. A todos. No permitiré que le hagan daño a ninguno más.

-Piper: Pero no te mueras otra vez. Te necesitamos.

-Prue: Te lo prometo. Esta vez ni 10 Fuentes podrán volver a llevarme. Es mi vida, y no voy a renunciar a ella.

Piper abrazó a Prue. En ese momento, Chris llegó orbitando.

-Chris: ¡Toc, toc! Es la hora, tía Prue.

-Prue: Solo Prue, ¡ que apenas te saco 1 año! (cogiendo su maleta y dándole la mano a Chris)

-Chris: No has podido escoger un mejor día. Hoy tenemos fiesta de inauguración en el P3.

-Prue: ¡Vaya, entonces no me aburriré! (alzó la mano saludando a Piper) Nos veremos pronto, Piper. Te lo prometo.

Chris y Prue orbitaron hasta la casa de Chicago.

-Piper: (llorando) Espero... que así sea.

En el salón de la mansión Halliwell de Chicago, Rachel estaba medio ida viendo la tele. Tenía las manos llenas de cortes de tanto repetir el conjuro de búsqueda a una bruja perdida.

-Locutora del Telediario: ... Interrumpimos la emisión habitual con motivo del ataque sufrido hace escasos minutos en la ciudad de Nueva York. Según fuentes, cerca de la mitad de la ciudad ha sido asolada por causas inexplicables. A este hecho se suman la destrucción hace dos horas de la ciudad de Shangai y hace ocho horas de la ciudad de Melbourne. Investigaciones preliminares parecen relacionar las causas de todas estas catástrofes con la sucedida hace ya dos meses en lo que anteriormente era Phoenix...

De repente, Rachel oyó el sonido de una motocicleta en la calle. Rachel se dirigió a la ventana a mirar...

-Rachel: ¡¡¡No me lo puedo creer!!!

Rachel fue corriendo a la calle con una gran sonrisa y llorando. Henry se quitó el casco y fue a dar un abrazo a Rachel.

-Henry: ¡¡Perdóname, por favor!! (dijo llorando)

-Rachel: Lo... entiendo. Yo también me quería marchar de aquí pero me pillaron.

-Henry: No permitiré que esto vuelva a suceder (le dio un beso a Rachel en la mejilla)

-Rachel: Entremos en casa. Hace frío.

Cuando Henry y Rachel entraron en casa, vieron a Chris y a Prue, que acababan de llegar.

-Chris: ¡¡¡Henry!!!

-Rachel: ¡Tía Prue!

Todos se abrazaron, con lágrimas en los ojos. Después de los saludos, estuvieron hablando un rato y quedaron en ir al P3. Rachel no tenía ganas de ir, pero finalmente Henry la convenció.

En el P3, la fiesta de inauguración había comenzado. El club estaba hasta arriba. Melinda, Jared y Patricia se había sentado en "su sofá" disfrutando del éxito. En ese momento, vieron llegar a Chris, Henry, Rachel y Prue.

-Melinda: ¡¡¡Henry!!! ¡¡¡Prue!!! (corrió y les dio un fuerte abrazo a todos. Entonces Melinda abofeteó a Henry) ¡¡¡Qué sea la última vez que nos haces esto!!!

-Henry: ... ¡De acuerdo! (dijo sonriendo)

-Patricia: Sentaos todos, hay sitios de sobra.

En ese momento, Wyatt bajó las escaleras y se acercó al grupo.

-Melinda: ¡Dichosos los ojos!

-Wyatt: ¡¿Qué?!

-Jared: Has estado fuera durante un mes. Chris tuvo que sustituirte en el trabajo para que no te despidieran.

-Wyatt: Supongo que el tiempo ahí arriba funciona de forma diferente.

-Chris: ¡Oye, de nada! (dijo enfadado) ¿Y cual es el veredicto?

-Wyatt: Los mayores me han relevado de vuestro cargo, y... me han quitado los poderes de luz blanca.

-Rachel: Lo siento, Wyatt. Tú has sido muy buen guía nuestro.

-Wyatt: No, en realidad me lo merezco. Me han dicho que conoceremos a nuestro luz blanca en breve...

En ese momento, Phoebe y Owen se acercaron de la mano.

-Patricia: ¡Qué rápido has vuelto de Nueva York! ¿No?

-Rachel: ¿No os habéis enterado? (dijo aterrada) Nueva York ha sido prácticamente destruida. Y creo que ha sido obra de Proteo.

-Phoebe: Ha sido él, le vi. Intenté detenerle, pero...

-Chris: No te preocupes. Él es una bestia imparable, y tú todavía tienes que dominar tu poder activo.

-Melinda: Pero no lo entiendo. ¿Cómo pudiste escapar de allí?

-Patricia: ¡Sí! ¿Y quién es el guapete que llevas de la mano? (Owen se sonrojó)

-Phoebe: ¡Oh sí! Le conocí en Nueva York. Me rescató de un coche que casi me atropella y... me sacó orbitando de la ciudad. Ahora que lo pienso, me has salvado la vida dos veces en lo que llevamos de día...

Antes de que nadie pudiera contestar, Owen se adelantó.

-Owen: Me llamo Owen Hunt, y soy vuestro nuevo luz blanca.

-Prue: Si tan sólo eres la mitad de bueno como lo fue Leo, serás un gran luz blanca.

-Owen: Eh... ¡Gracias! Bueno, eso espero... (todos se rieron)

Todos disfrutaron de la noche hablando, riendo y bailando. Por un día, olvidaron el horror que les esperaba fuera. Esa noche era suya, volvían a ser una familia.

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

La continuación de la afamada serie Embrujadas, esta serie trata de la vida de los hijos de las embrujadas y el nuevo poder de tres, donde los protagonistas ahora son Wyatt Chris y Melinda. La nueva serie se desarrolla aproximadamente 25 años después, cuando los niños ya son mayores y donde descubren poco a poco, que toda su familia, incluidos ellos, son poderosos brujos Halliwell. [Serie creada por los usuarios del foro de embrujadas de Formulatv.com.]
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad