Ir a FORMULATV

Fuerte polémica en las redes sociales por el chiste de una violación en Educando a Nina (Telefe)

Sábado 8 de Octubre de 2016 19:12
 

Educando a Nina, la comedia argentina que emite Telefe a las 21:50, es noticia esta semana por una escena que ha generado una fuerte polémica en las redes sociales por bromear con una violación: en el capítulo del pasado lunes, Susy, interpretada por Jorgelina Aruzzi, le contó a Nina, el personaje de Griselda Siciliani, que un ex novio le había puesto un arma en la cabeza para obligarla a tener sexo: "Mirá amiga, hay algo que yo nunca te confesé...Una vez Rolando me pone un revólver en la cabeza y me dice 'date vuelta'. Me doy vuelta, entrego lo que tengo que entregar y ahí cuando estábamos fumando el puchito le digo '¿Rolando, por qué me ponés el arma en la cabeza? Si yo siempre te he entregado la parte trasera. Me dice 'sí, pero nunca tan fruncido...'".

El "chiste" despertó la indignación de los espectadores en redes sociales, con comentarios como estos:

- "No entiendo el nivel de oligofrenia que estaría manejado la gente que se está cagando de risa con la situación de un tipo que apunta con el arma a su mujer para violarla", consideró un usuario.

- "Por tomar estas giladas como chiste, así estamos. Seguimos naturalizando todo".

- "No sólo hay que educar a Nina, sino también a los guionistas y a la parte de su público que celebra esta naturalización de una violación en forma de 'chiste'. Yo soy capaz de disfrutar hasta del humor más negro, pero la verdad es que esta escena no me hizo reír en absoluto, y hasta me resultó algo muy turbio. Considero que te puede causar gracia solamente si simpatizás con el poder machista y la sumisión femenina. Muy triste el mensaje", apuntó otro internauta.

- "Los guionistas, productores, actrices... ¿No se enteraron que todos los días abusan de mujeres y niñas? ¿Es gracioso lo que proclaman en prime time, en un canal tan visto? A ver si usan un poco el cerebro y dejan de construir y reivindicar una sociedad machista como la que padecemos día a día... Sinceramente mi repudio" fue otro de los comentarios publicados en uno de los perfiles de Facebook que siguen a la serie.

- "Eso no es gracioso: es violencia física y sexual".

- "Un asco".

María Elena Leuzzi, fundadora de una ONG, critica la escena y no descarta iniciar acciones legales

María Elena Leuzzi, fundadora de la ONG A.VI.VI, que brinda asistencia a las víctimas de violación, repudió la mencionada escena de Educando a Nina, calificándola de "horrorosa" y dijo que no descarta iniciar acciones legales.

"Es un horror, porque aunque ella accediera no fue consentido. Por el uso de arma se trata de una violación, porque ella accede por el miedo", explicó Leuzzi a Teleshow. Además, aseguró que "comentarios de ese tipo no sirven en nada para la prevención".

Además de calificar de "espantoso" el contenido, Leuzzi explicó que el mensaje que brindan desde la novela es que si a una mujer le ponen un arma en la cabeza, tiene que acceder a lo que el hombre desea. "Ya lo pasaron, lo que tenía que perjudicar, ya perjudicó. Ahora, más de un hijo de p... va a agarrar un arma para tener sexo con su novia".

María Elena confesó que no entiende la gracia de la escena: "Susy no está accediendo por placer, sino por miedo; no hay chiste", dijo, y consideró que estos contenidos televisivos son peligrosos porque, al igual que están quienes lo repudian, otros lo usan de ejemplo: "Hay muchos hijos de p... sueltos".

Sobre las intenciones de los guionistas, opinó: "Ahí hay machismo. El tipo que lo escribió no lo hizo pensando en el daño que puede causar, pero hay muchos degenerados sueltos y violadores en las redes sociales, y ahora le dan otra nueva idea".

La fundadora de A.VI.VI aseguró que la televisión no colabora en nada para prevenir la violencia, así como tampoco el ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones), que debería controlar lo que se emite: "Deberían revisar, para eso cobran un sueldo. Sólo están favoreciendo a los enfermos".

Mensajes como el de Educando a Nina, para Leuzzi, se observan constantemente en la pequeña pantalla: "Para vender un yogur te muestran el culo de una mina. El Bailando lo único que hace es mostrar mujeres en bolas, van por el rating, mientras las madres seguimos luchando por el respeto a las mujeres".

Guerra twittera entre los implicados de Educando a Nina

La polémica en torno al chiste en Educando a Nina en el que el personaje de Jorgelina Aruzzi hace referencia a una violación parece interminable. Sin embargo, la actriz asumió su error: "Fue un error, todos nos equivocamos".

Por su lado, Claudia Bono, colaboradora autoral, indignada por lo ocurrido porque todos creían que ella era una de las responsables, responsabilizó totalmente a la actriz por el hecho, indicando que se trató de una improvisación fuera de guión: "El mal chiste de Jorgelina Aruzzi en Educando a Nina fue su improvisacion y no estaba por libro. Jamás escribiría tan livianamente un chiste sobre una violación. Eso no es un chiste, eso no es humor, es siniestro. Cuando los actores se creen dioses y terminan arruinando todo. ¿Ven por qué hay guionistas y libros y los actores no pueden decir lo que se les cante? pasan estas cosas... un papelón". Más tarde, escribió "Vuelvo a aclarar para todos los que nos putean. No escribimos los autores de Educando a Nina ese chiste siniestro. Lo inventaron grabando".

Por su parte, Gustavo Yankelevich, un productor de televisión, salió a defender a la actriz que pronunció dichas palabras: "Estoy de acuerdo, fue un mal chiste, pero Jorgelina ya se disculpó y asumió que fue de ella el chiste. Claudia Bono, ¿hace falta pegarle tanto? Un gran éxito como Educando a Nina se hace entre todos, no es de uno solo, cuando algo sale mal hay que saber bancarlo".

En ese sentido, Pablo Culell, productor de Underground Producciones, la productora de la ficción, contestó a Gustavo Yankelevich: "Así es, Gustavo. Lo dice alguien con toda la autoridad para hablar de TV como vos. Además, los trapitos se lavan en casa, no?".

Pablo Cullel agregó: "Pedimos disculpas por un chiste desafortunado en #EducandoANina, repudiamos todo tipo de violencia y no fue nuestra intención ofender a nadie".

Mariano Ardanaza, uno de los directores de Educando a Nina, salió a dar la cara luego del escándalo que se armó por ese chiste: se justificó diciendo que sólo se trató de humor en el medio de una ficción en tono de comedia. "Ayer vi en una página que iba a haber polémica de la escena. Es un chiste mío, me hago cargo, me ligué 500 cachetazos. No es un programa en vivo, lo que sale, sale", afirmó.

"Es una ficción, tiene otra mirada, hay humor cordobés. El personaje de Griselda es terrible, deliramos, hay muchas cosas que no salen al aire, esto no se cortó, hay gente profesional viendo y haciendo lo que hay".

Sobre la polémica, dice: "Es un chiste, estoy en contra de todo esto. Estoy de acuerdo con el 'Ni una menos' y todo lo que tenga que ver. Es humor, chicos. En 'Mujeres asesinas', Valeria Bertuccelli mata a sus dos hijos. ¿Eso que es?", continuó el director.

Y concluyó: "Es muy sutil estar debatiendo esto, hay gente que está en contra y dice 'este humor y a mí me violaron a mi hija', te comparan con eso y decís '¿a quién maté?'".

Unos días después, Claudia Bono volvió a escribir en las redes sociales y denunció las amenazas que sufrió por parte de Sebastián Ortega, productor y creador de la ficción: "Me acaba de llamar Sebastián Ortega para amenazarme, me dijo mediocre, desubicada y que jamas iba a volver a trabajar. ¿Mensaje mafioso?". Dos horas después, la guionista arremetió: "Si fuera varón, ¿me hubieses vituperado tanto? No lo creo".

"La mayoría de mis colegas tienen miedo de hablar porque no quieren quedarse sin trabajo. Me llamó Sebastián Ortega para tratarme bastante mal, descalificándome y sin derecho a réplica alguna", contó la autora por La Once Diez. Prosigue: "Jamás me llamó para darme las gracias cuando trabajé en otras oportunidades con él. Se puso a hablar descalificándome, me dijo que era una desubicada, mediocre y que se iba a encargar de que yo no trabaje nunca más. Todo esto por el tuit que escribí".

En esa misma línea, la guionista se refirió a la situación que viven los autores que trabajan con el productor de Telefe. "El autor no tiene ningún poder, lo tienen ellos. Es más fácil atacarme a mí porque yo no soy nadie, como me dijo Sebastián Ortega. Cuando le quise explicar mis razones, me cortó el teléfono y no me quiso atender nunca más".

Por último, Bono agregó: "Yo no falté a la verdad y no me arrepiento de haberlo hecho. A los autores no nos salen a defender nunca. De los desastres somos los responsables y del éxito son los actores".

Finalmente, Griselda Siciliani, protagonista de Educando a Nina, quizo zanjar todo este asunto escribiendo en defensa de todo el equipo "Desde el capítulo uno Educando a Nina mostró ser una ficción que juega entre lo naif y lo corrosivo, lo incómodo, lo políticamente incorrecto, haciendo humor constantemente con muchos de los espantos de nuestra sociedad, la homofobia, el racismo, la violencia, etc., y desde ese lugar criticamos. Nuestro lenguaje es el humor... No inventamos nada... Ya muchos aquí y en el mundo lo han hecho desde siempre... Y hacemos este trabajo con respeto y MUCHO amor. Gracias a todos. Amo este programa".

¿Quién crees que tiene razón en sus palabras?

Comentarios

Necesitas ser usuario registrado de FormulaTV.com para comentar en este blog. Conéctate o haz clic aquí para registrarte

Sobre este blog...

Aquí encontrarás toda la información que necesitas saber sobre la TV argentina: noticias, audiencias, estrenos...
Creado por
Categorías
Archivo
logo noxvo  Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad